Ir a contenido

España dejará de exportar armas a Turquía por su operación en Siria

El Gobierno condena la invasión militar de Erdogan y le pide que le ponga fin

El Ejecutivo considera que la operación militar "da nueva vida" al Estado Islámico

Iolanda Mármol / Madrid

Bombardeo turco sobre una localidad en Siria.

Bombardeo turco sobre una localidad en Siria. / EFE / Sedat Suna

El Gobierno español ha decidido denegar de ahora en adelante todas las licencias de exportación de armas a Turquía y pide a Ankara que ponga fin a la operación militar en Siria, según adelantan a EL PERIÓDICO DE CATALUNYA fuentes gubernamentales. El motivo de esa decisión es la posibilidad de que ese material militar pueda ser empleado en la invasión del norte de ese país que está desarrollando el Ejército turco. El Ejecutivo toma esa medida en coordinación con otros socios de la UE como  Alemania, Francia y los Países Bajos, que ya han anunciado esa misma decisión. Se espera que Italia se alinee en esta dirección en breve.

El Gobierno "condena" la operación militar que Turquía lleva a cabo en territorio sirio pues considera que está teniendo "desastrosas consecuencias humanitarias, que se añaden al profundo y largo sufrimiento del pueblo sirio". En un comunicado oficial el Ejecutivo español entiende que la maniobra ordenada por el presidente turco Recep Tayyip Erdogan "aumenta el número, ya considerable, de refugiados y desplazados, al tiempo que entorpece la ayuda humanitaria" y "pone en peligro la estabilidad y la seguridad de la región".

La Moncloa considera que la invasión turca "da nueva vida a la organización terrorista Daesh, poniendo en peligro los avances de la Coalición Global, a la que España pertenece y con la que está plenamente comprometida". Además, señala el Gobierno en su comunicado, la invasión pone en peligro la unidad, la soberanía y la integridad territorial del Estado sirio.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez considera que las "legítimas preocupaciones" de seguridad de Turquía deben abordarse a través de medios políticos y diplomáticos, y no con acciones militares. El Gobierno recuerda que la presencia de tropas españolas en Turquía se encuadra en una operación de la OTAN que está destinada a contribuir a la paz y la estabilidad en la región.