25 oct 2020

Ir a contenido

guerra en oriente próximo

La UE condena a Turquía pero no logra el consenso sobre un embargo de armas generalizado

Los Veintiocho sí acuerdan sancionar a entidades e individuos turcos implicados en las actividades petróliferas en el mediterráneo oriental

Silvia Martinez

Combatientes sirios en la ciudad de Ayn al-Arus, al sur de la ciudad fronteriza de Tal Abyad.

Combatientes sirios en la ciudad de Ayn al-Arus, al sur de la ciudad fronteriza de Tal Abyad. / AFP / BAKR ALKASEM

La condena es unánime. Los ministros de Exteriores de la Unión Europea consideran que las actividades militares de Turquía en el  noreste de Siria dañan “seriamente” la estabilidad y la seguridad de toda la región y que el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan debe “cesar” sus acciones unilaterales. Sin embargo, los 28 no han conseguido ponerse de acuerdo sobre la aplicación de un embargo de armas a nivel europeo contra el Gobierno turco aunque sí sancionarán a entidades e individuos turcos implicados en actividades petrolíferas en las aguas cercanas a Chipre.

Los 28 condenan las acciones de Turquía al considerar que dañan seriamente “la estabilidad y la seguridad de toda la región”, lo que resultará en más civiles sufriendo, nuevos desplazamientos, problemas severos de acceso a ayuda humanitaria y un proceso político liderado por Naciones Unidas mucho más complicado. Los 28 son conscientes de que Ankara es un socio clave para la UE y un actor “críticamente importante” en la crisis siria pero recuerdan que sus preocupaciones deberían ser abordadas por la vía política y diplomática, de acuerdo con el derecho internacional, y no a través de una acción militar. 

En este sentido, aseguran que no darán “asistencia al desarrollo o la estabilización” en áreas en las que los derechos de la población local sean ignorados o violados. Lo que a todas luces no será posibles es aplicar un embargo de armas generalizado. Se trata de una decisión nacional, potestad de cada Estado miembro, y hay dudas de las implicaciones que tendría aplicar una decisión así sobre un país aliado en una organización como la OTAN. Aún así, son varios los gobiernos que se han comprometido a dejar de vender armas al Gobierno de Erdogan

Marco legal

Este es el caso de Alemania, Francia, Holanda o Luxemburgo a quienes se han sumado también Austria, Bélgica o España. El texto aprobado por los 28 pide, no obstante, al resto de países de la UE que “se comprometan a adoptar posiciones de fuerza en su política de exportaciones de armas” y a aplicar la posición común de la UE sobre la venta de armas que establece que los gobiernos de la UE denegarán las licencias de exportación cuando exista riesgo manifiesto de que puedan ser utilizadas para "agredir a otro país o imponer por la fuerza una reivindicación territorial".

El ministro español, Josep Borrell, ya ha anunciado que Madrid secundará esa posición. “España está completamente a favor de no más ventas a Turquía”, ha anunciado el ministro en funciones Josep Borrell en línea con la postura de Alemania. “No queremos apoyar esta guerra y no queremos hacer que haya armas disponibles”, ha explicado su colega alemán Heiko Maas. "Va contra la ley internacional invadir un país vecino", ha añadido el ministro holandés.

En lo que sí han conseguido ponerse de acuerdo los 28 es en castigar las actividades petrolíferas ilegales de Turquía en el mediterráneo oriental, en las aguas cercanas a Chipre. Las autoridades chipriotas llevan meses denunciando la violación por parte de las autoridades turcas de su soberanía y el Consejo ha decidido pasar a la acción con adopción del marco legal que permitirá imponer medidas restrictivas contra empresas e individuos vinculados a las prospecciones de hidrocarburos.