Ir a contenido

Acusado de acoso sexual

El Parlamento panameño destituye al Defensor del Pueblo

Según el parlamento, el Defensor "incurrió en negligencia notoria en el cumplimiento del cargo, lo que constituye una causal de remoción"

El Periódico

Defensor del Pueblo Alfredo Castillero Hoyos. 

Defensor del Pueblo Alfredo Castillero Hoyos.  / Defensoría del Pueblo de Panamá

El Parlamento unicameral de Panamá removió de su cargo al Defensor del Pueblo Alfredo Castillero Hoyos en razón de supuesta negligencia demostrada en el ejercicio de sus funciones.

La remoción de Castillero Hoyos fue aprobada por el pleno de la Asamblea Nacional (AN), de amplia mayoría oficialista, con el aval de 65 diputados que votaron a favor de la resolución de destitución, un solo que voto en contra y dos abstenciones.

La resolución señala concretamente que el Defensor "ha incurrido en negligencia notoria en el cumplimiento del cargo, lo que constituye una causal de remoción" de acuerdo con la Ley 7 de 1997 que creó la Defensoría del Pueblo, y declaró la "vacancia absoluta del cargo".

En la misma sesión del pleno legislativo, a la que Castillero Hoyos acudió para responder a un cuestionario de seis preguntas que tenían que ver con supuestas acciones de acoso sexual, laboral y descuido en las funciones de su cargo, se convocó a la comisión legislativa de Gobierno para que dé inició al proceso de elección del nuevo Defensor en una fecha todavía no prevista.

Castillero presentó sus descargos, respondió a las preguntas y señaló ante el Parlamento que él había acudido a la citación por una investigación que debió ser competencia del Ministerio Público porque tenía que ver con la supuesta comisión de conductas delictivas, "y no por negligencia".

"Es un bochorno, lo que ustedes han hecho es ilegal", afirmó Castillero en alusión a los testimonios y declaraciones sobre supuesto abusos sexuales y acoso laboral contra funcionarias de la Defensoría y que forman parte de un voluminoso expediente de unas mil páginas, al que él aseguró nunca tuvo acceso.

También se quejó de que nunca se le pidió el testimonio a los funcionarios de la institución que conocen de su trabajo en la atención de las numerosas casos y denuncias de violaciones a los derechos humanos.

"Llegué aquí, a la citación del pleno, indefenso, sin conocer el expediente, no importa si me remueven ya que mi nombre ha quedado manchado por un proceso mal llevado", expresó el exfuncionario a quien se le vencía el periodo en su cargo el 31 de marzo de 2021.

El diputado Hernán Delgado, del partido Cambio Democrático (CD), único que votó en contra de la remoción, dijo ante el pleno que el Parlamento estaba imputando a Castillero en un proceso penal que no es de su competencia, y que lo hacía cometiendo la "ligereza" de no esperar que el Supremo panameño se pronunciara sobre sendos recursos presentados por el exdefensor.

Al final, la resolución votada por los diputados establece que la remoción es por negligencia demostrada en el cargo por Castillero.

Por su parte, el diputado independiente Juan Diego Vásquez cuestionó al hasta ahora Defensor por no cuidar la institucionalidad al permitir que haya entrado la política a la entidad con la designación como Defensora Adjunta de Maribel Coco, del gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD).

Vásquez también le censuró a Castillero por no denunciar en su momento al Servicio Nacional de Migración de Panamá por el delito de violación de los Derechos Humanos, por ordenar la deportación de una venezolana por presuntamente ser portadora de VIH, y solo interponer un amparo de garantías ante el Supremo que suspendió en diciembre de 2018 la expulsión de la extranjera.

La mujer, identificada por las siglas M.B.B.P. alegó que si vuelve a Venezuela no podrá acceder al tratamiento adecuado por la escasez de medicamentos para el VIH.