Ir a contenido

Crisis política

Hondureños salen a las calles para pedir la renuncia de su presidente

Los manifestantes exigen que Juan Orlando Hernández deje su cargo luego de que se reveló que recibió dinero de Joaquín ''El Chapo" Guzmán

El Periódico

Jornada de protestas en algunas ciudades de Honduras.

Jornada de protestas en algunas ciudades de Honduras.

Cientos de personas han salido a las calles de Tegucigalpa, la capital de Honduras, para exigir la renuncia del presidente Juan Orlando Hernández, tras las acusaciones de que habría recibido dinero de narcotraficantes para sus campañas políticas.

Horas antes, en otro punto de la ciudad, miles de partidarios de Hernández se han reunido para apoyar al mandatario. Hernández negó este martes haber recibido dinero del conocido narcotraficante mexicano Joaquín 'El Chapo' Guzmán para financiar su campaña electoral, después de que uno de los testigos en el juicio contra su hermano Tony en los Estados Unidos, dijera haber presenciado la entrega de fondos.

Los testimonios

Durante la vista celebrada en el tribunal de Nueva York, en el que está siendo juzgado Tony Hernández por narcotráfico, el exalcalde hondureño Alexander Ardón contó que estuvo presente en una reunión en 2013 en la que 'El Chapo' entregó al hermano del mandatario un millón de dólares en efectivo para su campaña electoral.

El segundo período presidencial de Hernández, que arrancó en enero de 2018 tras ganar por apenas 1,5 puntos porcentuales, está siendo ensombrecido por protestas periódicas, denuncias de fraude electoral y violación a la Constitución que prohíbe la reelección. "Está comprobado en las cortes de Nueva York, que Juan Orlando Hernández es un narco", ha indicado Mario Fortín, un ingeniero de 52 años en la protesta opositora.

"Debe renunciar y enfrentarse a la justicia, pero no aquí porque la Justicia en Honduras es sólo una palabra. Debe ser juzgado en los Estados Unidos", ha añadido rodeado de otros manifestantes que marchaban hacia la casa de Gobierno con carteles de "Fuera JOH", las iniciales del mandatario.

Venganza personal

Poco antes, Hernández volvió a asegurar que el juicio contra su hermano es usado por los narcotraficantes e incluso exagentes de la policía que fueron extraditados a los Estados Unidos durante su Gobierno, para vengarse de él.

"El presidente no es responsable de lo que ha hecho su hermano. Él ha luchado y sigue luchando contra los criminales y narcotraficantes que ahora lo acusan", ha señalado Marta Izaguirre, una universitaria de 25 años en la concentración oficialista. El gobernante admitió en 2015 que en su primera campaña presidencial recibió dinero de empresas vinculadas a un enorme escándalo de corrupción en el país, pero aseguró que desconocía el origen de los recursos.