Ir a contenido

CRISIS POLÍTICA EN EEUU

Trump bloquea oficialmente al Congreso en la investigación del 'impeachment'

El abogado de la Casa Blanca envía una carta al Congreso anunciando que no van a colaborar con las pesquisas

Idoya Noain

Donald Trump.

Donald Trump. / AP / EVAN VUCCI

El bloqueo de Donald Trump a la investigación puesta en marcha por los demócratas en el Congreso para su 'impeachment' se ha oficializado este martes en una brutal carta de ocho páginas en la que la Casa Blanca ha anunciado que el presidente y su Administración no van a cooperar con las pesquisas “bajo las actuales circunstancias”. El paso, que puede favorecer al presidente alargando los tiempos del proceso, llega tras varios esfuerzos de la Administración por bloquear la entrega de documentos y comparecencias de testigos y abre una nueva fase de enfrentamiento, una auténtica guerra, entre los poderes ejecutivo y legislativo.

La misiva está escrita y firmada en nombre de Trump por el principal abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, y va dirigida a la speaker Nancy Pelosi y los presidentes de los comités de Inteligencia, Asuntos Exteriores y Supervisión. En ella se llega a calificar de “partidista e inconstitucional” la investigación para el juicio político a Trump abierta después de que se conociera la problemática llamada al presidente de Ucrania Volodímir Zelenski en la que presionó para que se investigara a su rival político Joe Biden.

“Simplemente intentan anular los resultados de las elecciones de 2016 y dejar al pueblo americano sin el presidente que han elegido libremente”, se lee en el documento, donde Cipollone asegura también que el impeachment “es una pura estrategia política que comenzó el día en que tomó posesión y quizá incluso antes”.  El Congreso tiene autoridad constitucional para investigar.

Obstrucción

La oficialización del bloqueo llega horas después de que, este mismo martes, el Departamento de Estado frenara, según un tuit de Trump por decisión suya, la comparecencia a puerta cerrada ante los tres comités del embajador de Washington ante la Unión Europea, Gordon Sondland, al que este martes por la noche los demócratas han enviado una citación para comparecer y facilitar documentos. El papel en las presiones a Kiev del enviado ante Bruselas, un empresario hotelero sin experiencia diplomática previa nombrado por Trump, se había confirmado la semana pasada cuando otro antiguo funcionario, el enviado especial para Ucrania Kurt Volker, facilitó a los comités del Congreso varios documentos y mensajes de texto. Volker dimitió tras estallar el escándalo y no está sometido ya a las órdenes del Departamento de Estado y la Casa Blanca.

Lo sucedido en las últimas horas intensifica la posibilidad de que los demócratas sumen a la lista de potenciales cargos contra Trump el de obstrucción, algo que el Congreso ya hizo cuando preparó su caso contra Richard Nixon (que dimitió antes de ser sometido al juicio político). Este martes, incluso antes de que la Casa Blanca enviara la carta negándose a colaborar, el demócrata que preside el Comité de Inteligencia, Adam Schiff, había dicho que consideraban impedir el testimonio de Sondland y la entrega de sus documentos "contundente prueba adicional de la obstrucción de las funciones constitucionales del Congreso".

Es un paso que políticamente podría resultar más complicado para los demócratas, especialmente los más conservadores, que como Nancy Pelosi querían centrar el proceso de 'impeachment' en los potenciales "delitos y faltas" de Trump en el caso concreto de las presiones a Ucrania.