21 oct 2020

Ir a contenido

Abusos sexuales

La Iglesia dominicana suspende a un sacerdote colombiano por pederastia

El sacerdote suspendido fue identificado como Aleycer Vivas Ortiz

El Periódico

La diócesis ha puesto a Vivas Ortiz a la disposición de la Justicia.

La diócesis ha puesto a Vivas Ortiz a la disposición de la Justicia.

La Iglesia católica de la República Dominicana anunció el sábado la suspensión cautelar de un sacerdote de nacionalidad colombiana por supuestos abusos sexuales cometidos contra una menor.

El sacerdote suspendido fue identificado como Aleycer Vivas Ortiz, perteneciente a la orden de los Agustinos Recoletos y que dependía de la diócesis de Baní, localidad al suroeste de Santo Domingo, según un comunicado de este organismo eclesiástico reproducido por medios locales.

En el comunicado, el obispo de Baní, Víctor Masalles, condenó los abusos a la menor, que no fue identificada porque lo impide la ley, y pidió perdón en nombre de la orden de los Agustinos Recoletos, de la diócesis y en el suyo propio, "por el daño que esta situación representa para la familia y para la sociedad".

"Manifestamos nuestra más firme y contundente condena a esta acción lasciva e inmoral, y a toda forma de abuso, especialmente cuando esta es cometida por un sacerdote, de quien menos se podría esperar", dijo Masalles en el comunicado enviado a los principales medios de comunicación dominicanos.

Asimismo, el obispo afirmó que se le está brindando "todo el apoyo, acompañamiento y solidaridad" a la familia afectada por los abusos.

La diócesis no aportó más detalles sobre el caso ni detalló en qué fecha o lugar fueron cometidos, ni en qué circunstancias.

Según el obispo, la diócesis ha puesto a Vivas Ortiz a la disposición de la Justicia, y aseguró que está colaborando con el proceso de investigación, a la espera de que las autoridades apliquen todas las sanciones previstas en el código penal.