21 sep 2020

Ir a contenido

La crisis económica venezolana

Maduro propone instalar huertos y gallineros escolares para enfrentar la crisis

El presidente de Venezuela dice que en cada escuela deben tener entre 200 y 300 gallinas y que eso va ayudar a suministrar alimentos a los comedores

La oposición denuncia al mismo tiempo que se han agudizado los problemas alimentarios

Abel Gilbert

Nicolás Maduro, el presidente de Venezuela, en una rueda de prensa.

Nicolás Maduro, el presidente de Venezuela, en una rueda de prensa. / EFE

La economía de la subsistencia ha dado otro giro en Venezuela. Al encabezar un acto por el reinicio de las actividades escolares, Nicolás Maduro propuso criar gallinas en las escuelas para poblar los deteriorados comedores escolares. "Vamos a mandar un millón de gallinas a los liceos", anunció en cadena nacional. El presidente le pidió al ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, que se haga cargo de un plan que debe extenderse a su fase agricultora. "En toda escuela y liceo debe haber un huerto. Debemos aprovechar esos espacios para producir", explicó. Los estudiantes, además de ocuparse de la matemática y la lengua, deben aprender a "producir con sus manos". Esa generación debe volver relacionarse con la tierra porque  le "mutilaron la capacidad productiva".

Maduro no ha sido original en este plan avícola. "Todo el pueblo a producir en los patios, en las casas, en las comunidades, en los pueblos y en las ciudades", pidió en 2018 y se dejó filmar recogiendo los huevos que ponen sus 152 gallinas. El jefe de Estado recordó su experiencia casera y dijo que él y Cilia Flores, su esposa quien, para el protocolo estatal es la "primera combatiente" de Venezuela, recogen los huevos y los reparten entre los famiiares. "Eso es maravilloso". 

"El ser humano se desarrolló, se evolucionó, porque aprendió a utilizar las manos, y con las manos, trabajando, desarrolló el cerebro", apuntó. "Yo le he dicho a la vicepresidenta: consigamos un millón de gallinas para llevarlas a los liceos y a las escuelas, es aprendizaje", insistió. Maduro le pidió al ministro de Alimentación, Carlos Leal Tellería, que también apoye esta iniciativa.

La escasez alimentaria golpea a la sociedad en su conjunto como consecuencia del agravamiento de la crisis a partir de las sanciones de la Administración Trump. Pero es en el sistema educativo donde el hundimiento de la economía exhibe una de sus fases más inquietantes. De acuerdo con la revista Tal Cual, el Programa de Alimentación Escolar (PAE) llega supuestamente a  22.800 colegios de todo el país y en total a unos  4,2 millones de estudiantes. Sin embargo, añade, "la realidad es que los colegios no tienen comida para ofrecer"

El sistema educativo ha sido un refugio de los más humildes ante el hundimiento de la economía. "Los padres preferían que sus hijos fueran a la escuela para que por lo menos tengan segura una comida al día", señala una maestra citada por la publicación. "Hay niños que esperan el almuerzo del colegio porque no desayunan ni cenan en su casa". Esa posibilidad se ha acotado. 

UN PEDIDO OPOSITOR

En este contexto, el diputado de la Asamblea Nacional (AN) Miguel Pizarro, le pidió al Programa Mundial de Alimentos (World Food Programme) que exijan al Palacio de Miraflores que habilite la asistencia para enfrentar el problema del hambre. Pizarro es uno de los legisladores más activos de la oposición que lidera Juan Guaidó, a quien EE.UU y otros 54 Gobiernos reconocieron como "presidente encargado". Guaidó lo puso al frente de la Comisión Especial para el Seguimiento a la Ayuda Humanitaria. "Hospitales, escuelas y hogares sufren a diario por la escasez de insumos, medicinas y alimentos, al punto que la propia Organización de Naciones Unidas, se ha visto en la labor de reconocer que al menos siete millones de venezolanos hoy requieren de asistencia", dijo Pizzarro.