Ir a contenido

CARGO DE CONFIANZA

Trump elige a Robert O'Brien como su cuarto asesor de Seguridad Nacional

El abogado mormón, veterano del sector público y privado, sustituye al polémico Bolton

Hasta ahora jefe de negociaciones por rehenes, mantiene buena relación con Pompeo

Idoya Noain

Trump el martes just antes de entrar en el Air Force One en California.

Trump el martes just antes de entrar en el Air Force One en California. / REUTERS / TOM BRENNER

Donald Trump consume asesores de seguridad nacional más rápido incluso que elecciones generales la clase política española. En menos de tres años de mandato el presidente de Estados Unidos ha tenido ya a tres personas diferentes en el trascendental cargo, clave en el diseño y la aplicación de la política exterior de Washington y desde el que se supervisa a cientos de especialistas del Pentágono, el Departamento de Estado y agencias de Inteligencia Hasta ahora ha prescindido de Michael Flynn, H.R. McMaster y John Bolton. Y este miércoles, ocho días después de la destitución fulminante de este último, Trump ha anunciado vía tuit su cuarto elegido. Es Robert O’Brien, un abogado veterano tanto en el sector público como en el privado y que actualmente era el encargado de negociaciones por rehenes estadounidenses.

La selección no requiere confirmación del Senado. Permite a Trump enfrentar sin un hueco tan relevante en su gabinete uno de los muchos momentos tensos e intensos que vive EEUU, especialmente con Irán, país contra el que el mandatario anunció nuevas sanciones también en redes sociales poco antes de informar de la selección de O’Brien. Da en cierta forma, además, una imagen menos disfuncional de la Casa Blanca justo antes de que arranque en Nueva York el debate de la Asamblea General de Naciones, una de las cumbres diplomáticas del año.

Contraste con Bolton

El análisis dominante en Washington es que Trump ha elegido con O’Brien una opción segura. y en absoluto contraste con la del anterior asesor. A diferencia de Bolton, con quien trabajó cuando este fue embajador ante la ONU durante la presidencia de George W. Bush, O'Brien tiene una relación fluida con Mike Pompeo, secretario de Estado. Para definirlo también se usan expresiones muy distintas a las que se empleaban con Bolton. Según le ha dicho un alto cargo de la Administración a The Washington Post, por ejemplo, O’Brien "se lleva bien con todo el mundo" y es "el tipo más agradable del planeta".

O’Brien, que es el mormón que más alto llega en la Administración, trabajó también para Barack Obama, bajo quien presidió una alianza público-privada que buscaba la reforma judicial en Afganistán. El país será uno de los muchos que vuelvan ahora a su agenda, donde también ocuparán lugar prominente VenezuelaCorea del Norte y otros países importantes para Trump, que según la fuente del Post quiere evitar todo el “drama” que sea posible en política exterior de cara a las elecciones del 2020.