Ir a contenido

elecciones legislativas

Avigdor Lieberman: la llave de la gobernabilidad en Israel

Exministro de Defensa de Netanyahu, de carácter agresivo e inflexible, se ha convertido en la figura clave para la formación del próximo Ejecutivo israelí

Ana Alba

Avigdor Lieberman. 

Avigdor Lieberman.  / AFP / JALAA MAREY

Avigdor Lieberman, líder del partido de ultraderecha laico Israel Nuestro Hogar, es el verdadero protagonista del sainete electoral israelí. Él provocó la disolución del último gobierno y el avance de elecciones, y él impidió que Binyamin Netanyahu, formara ejecutivo tras los comicios de abril. Él podría decantar ahora la balanza entre el partido Likud, de Netanyahu, y la coalición Azul y Blanco, de Benny Gantz, si le presta a uno de los dos los 9 escaños que obtuvo ayer en las elecciones. 

Pero lo que pretende Lieberman, ha dicho, es llevar al Likud y a Azul y Blanco a un gabinete de unidad de fuerzas laicas que lo incluya a él, incluso bajo el mando de Netanyahu. Para entrar en el Gobierno, no obstante, exige matrimonio civil, reclutamiento militar y educación secular para los ultraortodoxos y transporte público y comercios abiertos en Shabat. La jugada podría salirle mal si Azul y Blanco y el Likud deciden unirse prescindiendo de él.

Exministro de Defensa a pesar de haber acabado el servicio militar con el rango de cabo, en un país lleno de generales metidos en política, Lieberman impulsó una ley de servicio militar obligatorio para los judíos religiosos, rechazada por los partidos utraortodoxos con los que compartía Gobierno. Por eso abandonó el Ejecutivo, lo que comportó nuevos comicios.

Salidas de tono

Nacido en 1958 en Kishinev (Chisnau, Moldavia) en época de la Unión Soviética, con el nombre de Evet, Lieberman es conocido por sus declaraciones extremistas y sus salidas de tono, algo que no impidió que Netanyahu lo nombrara jefe de la diplomacia israelí en el 2009. Hijo de un escritor que sirvió en el Ejército Rojo y pasó siete años en Siberia, recibió una educación en la que se destacó su identidad judía. Hasta los tres años solo habló yidish, luego aprendió ruso, rumano, hebreo e inglés.

Amante de la literatura rusa y aspirante a poeta, se formó como perito hidráulico en Kishinev hasta que en 1978, su familia emigró a Israel, donde estudió Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas. Mientras estudiaba fue mozo de equipajes en el aeropuerto, se ocupó de la seguridad en un club nocturno y fue miembro del grupo de estudiantes Kastel, que protagonizó incidentes con palestinos, y era próximo al Likud, partido líder de la derecha en el que ingresó.

Antiguo sindicalista

En 1988, Lieberman, antiguo sindicalista, empezó a trabajar con Netanyahu, elegido líder del Likud en 1993. Fue director general del partido y de la oficina del primer ministro, pero luego dimitió por desacuerdos con Netanyahu. En 1999, Lieberman, casado y padre de tres hijos, fundó Israel Nuestra Casa, una plataforma para inmigrantes soviéticos de línea dura. 

De carácter agresivo e inflexible, propone intercambiar con los palestinos zonas de mayoría árabe en Israel por áreas de Cisjordania donde hay colonias judías. Él vive en la de Nokdim, cerca de Belén. Si los palestinos se niegan a irse de Israel, sugiere pagarles para que lo hagan.

Temas: Israel