18 sep 2020

Ir a contenido

EL FUTURO DE EUROPA

Reunión sin avances entre Johnson y Juncker para desencallar el 'brexit'

La Comisión Europea asegura que el 'premier' no ha presentado propuestas alternativas a la salvaguarda irlandesa

Silvia Martinez

El primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, este lunes, en Luxemburgo. 

El primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, este lunes, en Luxemburgo.  / JULIEN WARNAND (EFE)

La expectación generada entorno a la primera reunión de trabajo entre el primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, era grande. Hace semanas que las conversaciones del brexit están en punto muerto y bajo una parálisis absoluta debido a la negativa del dirigente británico a aceptar la salvaguarda (el conocido backstop) para evitar el regreso de una frontera física a la isla de Irlanda. Y el encuentro de este lunes en Luxemburgo tampoco ha logrado desencallar el proceso. 

El británico se ha presentado en la reunión sin propuestas concretas y con el mismo mensaje que repite desde hace semanas. No aceptará el mantenimiento del backstop, que la UE considera vital para proteger tanto el acuerdo de paz del Viernes Santo como el mercado único europeo y que, según Johnson, atrapará al Reino Unido en la unión aduanera con la UE indefinidamente. Y tampoco pedirá una prórroga del brexit más allá del 31 de octubre. Un mensaje al que el Ejecutivo comunitario ha respondido con su habitual paciencia pero con firmeza.

"El presidente Juncker le ha recordado que es responsabilidad del Reino Unido presentar soluciones legalmente operativas que sean compatibles con el Acuerdo de Retirada y ha subrayado la voluntad y disposición de la Comisión a examinar si esas propuestas cumplen con los objetivos de la salvaguarda pero dichas propuestas aún no se han realizado", ha explicado la CE en un comunicado. El texto recuerda la importancia crucial que tendrá la cumbre de líderes de la UE del próximo 17 y 18 de octubre, a dos semanas de la fecha de salida. 

Conversaciones diarias

Para lograr una salida ordenada, la UE está dispuesta a trabajar las 24 horas del día, los 7 días por semana, pero sostiene que si la estrategia de Johnson es el divide y vencerás saldrá perdiendo porque los 27 seguirán unidos. De momento, según han anunciado los británicos en otro comunicado, "los líderes han pactado que las discusiones deben intensificarse y que pronto las reuniones serán diariamente". Juncker y Johnson también han acordado, según la delegación británica, mantener conversaciones a nivel político, entre Barnier y el secretario para el brexit, David Frost, por una parte, y el presidente Juncker y Johnson por otra.

La reunión entre ambos dirigentes, que ha sido calificada de "amistosa" por el bando europeo y "constructiva" por parte de los británicos, ha tenido lugar en un céntrico restaurante de Luxemburgo. A la comida también ha acudido el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, a quien varias decenas de ciudadanos contrarios al brexit le han pedido “sálvanos Michel”.  

Johnson, que se ha reunido posteriormente con el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, ha cancelado una rueda de prensa conjunta prevista con Bettel, que sí ha comparecido finalmente ante la prensa, para reiterar que el acuerdo de salida es la mejor solución, que no se renegociará y que si los británicos tienen alguna alternativa la deben poner por escrito.

"Tenemos un acuerdo de salida sobre la mesa y es el del año pasado. No hay cambios, no hay propuestas concretas. Necesitamos propuestas por escrito. Deje de hablar y actúe", ha indicado con exasperación junto al atril vacío de Johnson. Según la televisión británica Skynews, Johnson habría optado por cancelar su aparición para evitar los abucheos de los ciudadanos antibrexit concentrados frente al lugar de la rueda de prensa.