Ir a contenido

Crisis política

Guaidó abandona oficialmente el diálogo con el Gobierno de Maduro

El autodenominado presidente de Venezuela aseguró que el mecanismo de Barbados se agotó, 40 días después de que la representación chavista decidiera levantarse de las mesas de negociación

El Periódico

Juan Guaidó, el autodenominado presidente de Venezuela.

Juan Guaidó, el autodenominado presidente de Venezuela. / Reuters

El jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, a quien más de 50 países reconocen como presidente interino de su país, anunció el abandono del diálogo que mantenía con el Gobierno de Nicolás Maduro con el auspicio de Noruega, más de 40 días después de que lo hiciera el líder chavista.

"El régimen dictatorial de Nicolás Maduro abandonó el proceso de negociación con excusas falaces: tras más de 40 días en los que se han negado a continuar en el mismo, confirmamos que el mecanismo de Barbados se agotó", informó la administración de Guaidó en un comunicado.

Presión social

"La propuesta de solución que presentamos, con desprendimiento y conciencia del momento que vive la nación, ha quedado en manos de los mediadores del Reino de Noruega y de los representantes del usurpador Nicolás Maduro", continúa el texto.

No se informa de que medidas adoptará Guaidó para avanzar en el cese de la usurpación, que considera hace Maduro de la presidencia de Venezuela, pero el sábado pasado llamó a sus seguidores a ejercer mayor presión en las calles.

Ambiente muy tenso

Maduro suspendió el pasado 7 de agosto las negociaciones que tenían lugar en Barbados en vista de que Guaidó "celebra, promueve y apoya" las sanciones del Gobierno de los Estados Unidos contra funcionarios del Ejecutivo y empresas venezolanas, según dijo entonces.

A principios de septiembre puso como condición para retomar las negociaciones, que Guaidó rectificase su supuesta "pretensión de entregar" el Esequibo, un extenso territorio que Guyana y Venezuela disputan y que supone dos terceras partes del primer país.

Venezuela atraviesa por un pico de tensión política desde enero pasado, cuando Maduro juró otro período de 6 años que no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional porque a los principales líderes opositores se les impidió participar en esos comicios.