10 jul 2020

Ir a contenido

Desactivador de explosivos

Sead Vrana: "Bosnia y Herzegovina estará limpia de minas en el 2050"

Exsoldado durante la guerra, Vrana lleva 25 años desactivando los artefactos que serbios, bosnios y croatas plantaron durante el conflicto armado

Guillem Andrés

Sead Svrana, en el casco antiguo de Sarajevo. 

Sead Svrana, en el casco antiguo de Sarajevo.  / Guillem Andrés

Sead Vrana es uno de los máximos especialistas desactivando minas en Bosnia y Herzegovina. Empezó su trabajo como soldado en la guerra y ha seguido con su tarea durante estos últimos 25 años. Desde que terminó  la guerra de Bosnia en 1996, las minas, que ocupan el 2% del territorio nacional, han matado a 614 personas y causado 1.802 víctimas. Profesionales como Vrana han eliminado 65.796 minas antipersona, 2.101 solo en el 2018. Para este excombatiente de 43 años aún queda mucho por hacer. Calcula que el país no estará limpio de minas hasta el 2050.

- ¿Cuándo empezó a desactivar minas?

- En 1993 cuando me alisté en el Ejército y me asignaron la unidad de demolición. Colocaba y quitaba minas. La primera vez que desactivé una fue de manera espontánea. El chico que lo hacía estaba enfermo y me presté voluntario. Un mes después lo volví a hacer y se convirtió en algo habitual y así durante los últimos 20 años.

- ¿Porque continuó al finalizar la guerra?

- Más bien fueron ellas las que decidieron que debía seguir eliminándolas. Entonces, era un trabajo muy bien pagado y me siento muy cómodo haciéndolo. Además, tengo una tolerancia muy alta a la adrenalina, a diferencia del resto de la gente es difícil que la presencia de explosivos me perturbe. No digo que sea valiente, simplemente que me concentro fácilmente. Cuando me gradué en la universidad tuve la posibilidad de enseñar literatura y bosnio, pero era demasiado tranquilo para mí. No me imagino haciendo otra cosa.

- ¿Lleva la cuenta de cuántas ha destruido?

Solo me acuerdo de las grandes, las que pesan más de 250 kilogramos. De éstas, he eliminado 55. Acerca de las pequeñas, una vez destruí 2.200 en una sola explosión. Una parte de nuestro trabajo consiste en quitar las minas que representan un peligro en las zonas donde trabajan los investigadores de las fosas comunes.

- ¿Cómo encuentran los explosivos?

Hay tres métodos: desminado manual por detectores de metales y excavadoras, mediante perros y con máquinas que perforan el suelo y las dejan a la vista. También usamos drones para inspeccionar las zonas y observar la destrucción de las minas. Los rayos x, magnetómetros y radares nos ayudan a localizar los componentes internos de las municiones.

-¿Quién puso las minas?

Yo mismo puse algunas. La mina es muy barata y efectiva, tanto que incluso actualmente se registran víctimas. Todo el mundo lo hacía. Ahora, el problema no es quién, sino cómo consigues la información necesaria para quitarlas.

- ¿Cuánto se gana en este trabajo?

Entre 700 y 1.100 euros. En las empresas privadas quizás algo más pero solo contratan durante unos meses del año.

- ¿Cuántas personas se dedican a este trabajo?

En mi agencia somos 150. En el resto del país lo desconozco.

- ¿Ha tenido algún accidente?

Mi motor es “juega seguro”. Aquí pone “Vive para luchar otro día” (enseña el tatuaje del brazo izquierdo). Lo dijo el orador griego Demóstenes, a quién acusaron de abandonar el campo de batalla cuando, esta, ya estaba casi ganada. El que lucha y se aleja vive para luchar otro día. Nunca haría nada en mi trabajo sin estar al 100% seguro del resultado. Es lo que enseño a los jóvenes.

- ¿Y sus compañeros?

Uno perdió los ojos y, un segundo, los pies.

- ¿Cuándo cree que Bosnia estará limpia de minas?

Según la estrategia nacional, en el 2025. Sin embargo ya hubo un anterior objetivo para el 2019 pero se perdieron 80 millones del presupuesto. Para ser más realistas y para alguien que está sobre el terreno todo el tiempo, diría que el objetivo podría conseguirse en el 2050.

- ¿Qué siente cuando destruye un artefacto?

Es difícil de describir pero, en general, cómo más difícil es la tarea, más grande es la satisfacción.