10 jul 2020

Ir a contenido

CAMBIO EN ROMA

Conte presenta su gabinete con ministros del M5S y el PD

El exviceprimer ministro Di Maio pasa a Exteriores

Roberto Gualtieri, actual eurodiputado, dirigirá la cartera de Economía

Rossend Domènech

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, (derecha) y el presidente, Sergio Mattarella. 

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, (derecha) y el presidente, Sergio Mattarella.  / PAOLO GIANDOTTI (EFE)

Italia tiene desde este miércoles un nuevo Gobierno, después de la crisis más "psicodélica" de la historia, según la definición más repetida en estos días, por haberla comenzado sin una causa concreta y cuando la mayoría de los electores y de los parlamentarios estaban de vacaciones.

Giuseppe Conte, que repite en el cargo, será el primer ministro, pero con una mayoría distinta. En el lugar de la Liga de Matteo Salvini, están los progresistas del Partido Demócrata (PD), lo que explicaría la flexibilidad con la que los antisistema del Movimiento 5 Estrellas (M5S) pueden estar con la derecha o con la izquierda, materia de análisis para los comentaristas.

El nuevo Ejecutivo comprenderá 21 ministros. Diez por la parte del M5S, nueve por el PD, un técnico y uno del partido de izquierda Libres e Iguales (LEU). La mayoría son caras nuevas, lo que según el PD debería demostrar "la discontinuidad" con el gabinete anterior. De los 21 siete son mujeres. Ocupan Interior, Fomento, Agricultura, Trabajo, Innovación tecnológica, Administración Pública e Igualdad.

Tras haber tenido que renunciar a seguir como viceprimer ministro, Luigi Di Maio, líder del M5S, ha pasado a Exteriores, que en Italia ha sido con frecuencia un lugar de aparcamiento de políticos. La prensa italiana subraya que "deberá viajar con intérprete", ya que su inglés es bastante elemental.

Presentación del programa

Este jueves los 21 jurarán el cargo y en los días siguientes Conte presentará el programa de gobierno ante las Cámaras, donde no debería haber sorpresas respecto a un voto mayoritario de confianza. Lo más difícil vendrá después, con la convivencia en el Gobierno de un partido joven y de personas aún inexpertas y otro heredero de la vieja escuela comunista y con larga trayectoria.

El texto del programa, repartido en 29 puntos o aspectos temáticos, es un "aceptable compromiso" entre dos partidos que hasta hace un mes se ignoraban, según escriben los diarios de este jueves. Predominan los aspectos sociales, mientras que el Ministerio de Economía -punto débil del país según la UE-  ha sido bien apuntalado con Roberto Gualtieri, de 53 años, actual eurodiputado por los progresistas y miembro de la Comisión de Asuntos Económicos de la UE. "Un bien para Italia y para Europa", ha comentado inmediatamente Christine Lagarde, presidenta del BCE.

Salvini, a la baja

La titular de Interior y sucesora del criticado Matteo Salvini, principalmente por sus políticas migratorias y de seguridad, será una mujer funcionaria, exdelegada del Gobierno en Milán, Luciana Lamorgese. Nadie podrá hablar de una revancha contra Salvini, su predecesor, que sigue desplegando una gran actividad en las redes sociales.

"(El nuevo Gobierno) no podrá escapar por demasiado tiempo del juicio de los italianos y dado que 'el tiempo es un hombre de bien' al final venceremos nosotros", ha escrito Salvini. De momento su popularidad entre los ciudadanos ha bajado entre tres y cinco puntos, según los distintos sondeos.

Como sea, desde que hace una semana resultó claro que habría nuevo gobierno con una nueva mayoría, Defensa, Capitanería de Puerto y magistratura están actuando como si los decretos de seguridad de Salvini no existieran, de manera que, por un pretexto o por otro, las naves de las oenegés -que transportan menos de un tercio de todos los inmigrantes que llegan a Italia- vuelven a conseguir permisos para atracar.