Ir a contenido

cinco supervivientes

Las autoridades descartan que haya más supervivientes en el barco incendiado en California

Los agentes han localizado 20 cadáveres pero otras 14 personas continúan desaparecidas

Efe

El barco incendiado en Santa Cruz, California. 

El barco incendiado en Santa Cruz, California. 

Las autoridades han descartado este martes que haya más supervivientes del incendio y posterior hundimiento de un barco de buceo en la costa de California (EE.UU.), lo que de confirmarse elevaría las víctimas mortales a 34, aunque solo se han encontrado 20 cadáveres.

"No hay señales adicionales de nuevos supervivientes", dijo en una rueda de prensa Monica Rochester, comandante de la Guardia Costera de Los Ángeles-Sector Long Beach.

Explicó que los equipos de salvamento trabajan con la presunción de que ninguno de los pasajeros de la embarcación que aún no han sido localizados habría sobrevivido.

Por ese motivo, Rochester avanzó que a partir de ahora se centrarán más en recuperar los cadáveres de las víctimas que siguen desaparecidas en vez de buscar posibles supervivientes. Por su parte, el alguacil del condado de Santa Bárbara, Bill Brown, detalló que los agentes han localizado 20 cadáveres y que 14 personas continúan desaparecidas.

Algunos cuerpos localizados

Entre cuatro y seis víctimas han sido vistas por los equipos de rescate, "pero por la posición del barco y las condiciones de seguridad no pudieron recuperarse", detalló Brown sobre las labores de la Guardia Costera y otras autoridades durante la noche local.

Por el momento se desconocen las causas por las que se declaró el incendio en el barco cerca de la isla de Santa Cruz (California) durante la madrugada del lunes.

Los cinco supervivientes -dos de ellos con heridas en una pierna- eran miembros de la tripulación que estaban despiertos en cubierta y saltaron al agua, donde fueron rescatados por una embarcación de ocio y trasladados a tierra, apuntó la Guardia Costera.

Rochester adelantó que las autoridades entrevistarán a los supervivientes para iniciar la investigación con el fin de determinar el origen del fuego. A bordo de la embarcación viajaban 39 personas, de las cuales 6 eran tripulantes y 33 pasajeros.