Ir a contenido

Tensiones diplomáticas

El número dos del régimen de Venezuela niega cualquier apoyo a las FARC

Diosdado Cabello aseguró que el Gobierno de Nicolás Maduro no tiene nada que ver con la decisión que han tomado los exlíderes guerrilleros de regresar a las armas en Colombia

El Periódico

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela.

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela. / AFP

El considerado número dos del chavismo, Diosdado Cabello, dijo que Venezuela no tiene nada que ver con lo que sucede en Colombia, después de que el Gobierno de ese país culpara al jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, de apoyar a los exlíderes de las FARC que anunciaron que retoman las armas.

"Lamentamos profundamente lo que está ocurriendo en Colombia (...) que continúe en el espiral de violencia que tiene 60 años, y eso no comenzó por culpa de Venezuela, eso comenzó porque en Colombia mataron, la oligarquía mató a Jorge Eliécer Gaitán, ahí empezó ¿qué tiene que ver Venezuela? nada", dijo.

Venezuela acogió a colombianos

En un encuentro del gubernamental Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) con trabajadores internacionales, Cabello reiteró que Venezuela recibió "más de cinco millones de hermanos colombianos" por culpa del conflicto en Colombia.

Esta es la primera reacción del chavismo a las acusaciones del Gobierno colombiano, pese a que Maduro encabezó un acto gubernamental. El que fuera número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Luciano Marín Arango, alias "Iván Márquez", cuyo paradero se desconoce desde hace más de un año, reapareció en un vídeo junto con otros exlíderes de esa disuelta guerrilla para anunciar que inician "una nueva etapa de lucha" armada.

Duque culpa a Maduro

Al anuncio, el presidente colombiano, Iván Duque, respondió asegurando que el regreso a las armas de exjefes disidentes de las FARC no supone el surgimiento de una nueva guerrilla sino de una banda narcoterrorista apoyada por el mandatario venezolano, al que no reconoce como presidente y tacha de dictador.

En su pronunciamiento, Duque afirmó que había conversado con el jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente legítimo de Venezuela, a quien le pidió respaldo para capturar al "grupo criminal".