CONTROVERSIA EN BERLÍN

Alemania incumple su bloqueo de armas a países implicados en la guerra de Yemen

El ministerio de Exteriores asegura ignorar qué países participan en los bombardeos para que las empresas militares prosigan sus exportaciones a la región

Llegada al hospital de Saada (Yemen) del cadáver de un hombre caído durante un ataque aéreo en la población.

Llegada al hospital de Saada (Yemen) del cadáver de un hombre caído durante un ataque aéreo en la población. / NAIF RAHMA (REUTERS)

1
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

Especialista en Redes, algoritmos y la intersección entre política y tecnología

Escribe desde Barcelona

ver +

Alemania sigue vendiendo armas en la Guerra de Yemen a pesar de haberse comprometido a no hacerlo. Las maniobras del Gobierno que pilota la cancillera, Angela Merkel, para esquivar e incumplir sus propias promesas están llegando a nuevas cuotas.

Según un informe, el Ejecutivo asegura desconocer quién participa en el conflicto, con lo que las empresas armamentísticas alemanas pueden mantener sus lucrativas exportaciones en la región. "La llamada Coalición Árabe es una unión de estados liderada por Arabia Saudí en la que el grupo de países involucrados no puede distinguirse de manera fiable de los no participantes", reza el documento emitido por el Ministerio Federal de Asuntos Exteriores, dirigido por Heiko Maas.

De esta manera, el más alto responsable de la diplomacia alemana se desentiende y asegura que para el Gobierno "tampoco es posible hacer una asignación". Eso es, Berlín se escuda en ese supuesto desconocimiento para no aplicar la restricción que ellos mismos aprobaron. Concretamente, en el acuerdo de Gran Coalición firmado en marzo del 2018 se prometía "no autorizar exportaciones de armas a países involucrados directamente en la Guerra de Yemen".

Quejas de la oposición

La excusa del ministerio es la respuesta a una pregunta de Stefan Liebich, portavoz en política exterior del partido Die Linke (La Izquierda). "Es vergonzoso como el ejecutivo está fingiendo ignorancia aquí", ha asegurado en declaraciones al semanario 'Der Spiegel'. El diputado ha remarcado que el precio de los beneficios obtenidos por las empresas del complejo militar-industrial alemán "lo paga la población civil de Yemen".

Hasta 65.000 víctimas mortales y una de las peores crisis humanitarias de la historia reciente podrían haber llevado al Gobierno alemán a bloquear la venta de armas a la región. Aunque el Ejecutivo se comprometió reiteradamente a no dar más licencias la realidad ha sido otra. Así, hasta junio concedieron 112 licencias de exportación que han supuesto ventas por valor de 801,8 millones de euros a Egipto y otros 206,1 millones a Emiratos Árabes Unidos.

Noticias relacionadas

Ambos países han apoyado abiertamente la ofensiva liderada por Arabia Saudí contra los rebeldes hutis en Yemen. El asesinato del periodista disidente saudí Jamal Khashoggi forzó a Berlín a prohibir la venta de armas a Riad, pero desde principios de año eso también se ha incumplido al venderles dos vehículos todoterreno blindados por valor de 831.000 euros.

Según denunció la ONU, hasta 22 millones de personas, un 75% de la población total de Yemen, requiere de ayuda humanitaria urgente.