Ir a contenido

LA CONTROVERSIA

¿Qué significa suspender el Parlamento? ¿Puede negarse la reina?

La polémica medida, denominada 'prórroga' en el argot oficial, coloca a la reina Isabell II en el centro del huracán, ya que la decisión la toma la monarca en última instancia

El Periódico

Un hombre sostiene una pancarta ’antibrexit’ en el puente de Westminster, en el centro de Londres, el 13 de julio del 2018.

Un hombre sostiene una pancarta ’antibrexit’ en el puente de Westminster, en el centro de Londres, el 13 de julio del 2018. / Yves Herman (REUTERS)

En el argot oficial británico, la suspensión del Parlamento se denomina 'prórroga'. Durante ese periodo de tiempo, ni se celebran debates parlamentarios, ni tampoco se llevan a cabo votaciones. Eso sí, a diferencia de la disolución, los diputados y los ministros permanecen en sus cargos.

¿Puede un primer ministro forzar el cierre del Parlamento?

En teoría . Los diputados no votan acerca de la prórroga, ya que se trata de una atribución del rey o la reina, a sugerencia del primer ministro.

Por lo tanto, un primer ministro que pretende obligar a un 'brexit' sin acuerdo podría, en teoría, solicitar a la reina que cierre el Parlamento para reducir la influencia de los diputados. Si el Parlamento no está sesionando, los legisladores no podrían en ningún caso bloquear un 'brexit' sin acuerdo, incluyendo en el orden del día de la cámara de Westminster, por ejemplo, una moción de censura a Boris Johnson

¿Puede negarse la reina?

En teoría, no. En un sistema en el cual la monarquía no detenta poder alguno, cualquier solicitud del jefe del Ejecutivo es directa, y se asume sin más. De hecho, en el último siglo, se ha tratado únicamente de una formalidad, según los archivos.

En el actual clima de confrontación política en el Reino Unido, la decisión, fuese cual fuese, irritaría a los partidarios de la separación o a los simpatizantes de la UE.  Los primeros creen que la suspensión es necesaria para hacer respetar el resultado del referéndum del 2016 en el que los votantes británicos apoyaron la separación. Los segundos, en cambio, sostienen que la medida mermaría la democracia al reducir el poder de los parlamentarios.

¿La suspensión, puede frenarse?

Sir John Major, el exprimer ministro conservador partidario de Europa, cree que la reina no tiene más opción que aceptar el cierre parlamentario si así se lo solicita su primer ministro. Lo contrario, crearía una gran controversia constitucional. En cambio, siempre según su opinión, la sugerencia del primer ministro "sí podría llevarse a los tribunales", una posibilidad para la que se llega a ofrecer como  voluntario. "Estoy dispuesto a ello para evitar que el Parlamento sea ignorado", ha declarado a la BBC.