03 jul 2020

Ir a contenido

EL DRAMA MIGRATORIO

Salvini veta la entrada a Italia de un barco de rescate alemán con 110 migrantes a bordo

El titular de Interior italiano veta la entrada, tránsito y abastecimiento del buque en sus aguas territoriales

Rossend Domènech

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini. / REMO CASILLI (REUTERS)

El ministro del Interior italiano y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, ha vuelto a prohibir este martes la entrada en sus aguas territoriales del barco alemán apoyado por la oenegé Mission Lifeline que el lunes rescató a unos 110 migrantes frente a las costas de Libia.

En esta ocasión, la orden para impedir que el 'Eleonore' "ingrese, transite o se pare" en aguas italianas ha sido firmada también por los ministros de Defensa y de Transportes, del Movimiento 5 Estrellas. "Se trata de una medida que compacta el gobierno (dimitido) frente a la enésima tentativa de acercarse (a Italia) de parte de una oenegé alemana", ha declarado Salvini. Giuseppe Conte, dimitido primer ministro, ha guardado silencio sobre el caso.

Cuando muchos elementos parecen apuntar a que esta semana se producirá un cambio de gobierno en Roma, tras la dimisión de Conte a mitad del mes, Italia endurece sus políticas migratorias, probablemente destinadas a cambiar de rumbo con un nuevo Ejecutivo.

Prohibición de ultraligeros

Este martes, el Ente Nacional para la aviación civil (ENAC) ha prohibido que dos aviones ultraligeros que las oenegés hacen despegar desde la isla de Lampedusa y de otros aeropuertos del sur, salieran a la búsqueda de posibles náufragos. "Las operaciones de salvamento son profesionales y no son compatibles con aeronaves de aficionados", ha escrito ENAC en un comunicado. En este caso se trata de dos aviones del tipo Moonbird y Colibrí, registrados en Suiza y Francia, por lo que Roma ha informado a los dos países.

La 'Eleonore' lleva 110 migrates a bordo y ya en el 2018 fue retenida en Malta y su comandante, Carl Peter Reish, procesado y condenado a pagar 10.000 euros de multa. Esta vez la oenegé alemana ha pedido un "puerto seguro" directamente al Gobierno de Berlín. La pasada semana Malta dejó desembarcar a 360 migrantes que viajaban en la nave humanitaria 'Ocean Viking' y que ya están siendo distribuidos en seis países de la UE. Desde la 'Eleonore' han informado que sus rádares habían sido "cegados" mientras realizaban tareas de salvamento.

Matteo Orfini, diputado y líder del progresista Partido Demócrata (PD), que está negociando con los antisistema del Movimiento 5 Estrellas (M5S) la formación de un nuevo gobierno, ha manifestado su malestar con la medida de este martes. "Cuando pedimos discontinuidad (con el reciente pasado) significa que antes que nada hay que poner fin a estas políticas inhumanas", ha declarado. El caso está destinado a pesar sobre las negociaciones, toda vez que una de las condiciones del PD a los antistema es "la supresión de los decretos sobre seguridad" de Salvini, sobre cuya base se apoyan las medidas tomadas este martes.

Negativa de Malta

Por su parte, Malta ha rechazado suministrar agua y alimentos al 'Eleonore', según ha denunciado Mission Lifeline a través de las redes sociales. Asimismo, las autoridades del país han denegado en dos ocasiones al buque el desembarco de los rescatados con el argumento de que no tienen "obligación legal", pues los migrantes fueron salvados en aguas libias, ni "capacidad física" para acoger a más personas.