Ir a contenido

Desastre ambiental

Brasil despliega a miles de hombres para combatir los incendios en la Amazonia

Unos 44.000 militares se han desplazado a los territorios asolados por las llamas

El Gobierno de ultraderecha celebró que el G-7 no haya seguido a Macron en política de sanciones al país sudamericano

Abel Gilbert

Brasil despliega a miles de hombres para combatir los incendios en la amazonia. / EFE VIDEO

El Gobierno de ultraderecha desplegó 44 mil militares en las zonas afectadas por los incendios en Amazonía y el número podría incrementarse, según el ministro de Defensa de Brasil, Fernando Azevedo. Hasta el momento los estados de Roraima, Rondônia, Tocantins y Pará han solicitado el envío de equipos de las Fuerzas Armadas para que auxilien las entidades regionales en el combate de las llamas que devoran hace días parte sus bosques y selvas. Los uniformados han sido envíados como consecuencia de las presiones internacionales y en medio de las delibreraciones en Francia del G7. Las siete potencias reunidas en Biarritz acordaron el "ayudar a los países afectados" por la "emergencia climática".

Jair Bolsonaro y su círculo político han celebrado el resultado de esas deliberaciones en Biarritz. Los asesores del presidente creen que el presidente francés Emmanuel Macron no logró su propósito de invocar el desastre ecológico en Brasil como justificación para evitar el avance del acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea. Bolsonaro tomó nota de la relación de fuerzas en la cumbre del G7 al punto de respaldar en Facebook un comentario ofensivo a la primera dama francesa Brigitte Macron.

"Si bien los líderes europeos respaldan las críticas de Macron a la política ambiental de Bolsonaro, no han acordado utilizar el tratado como un instrumento de castigo para Brasil por el control débil de los incendios que azotan la parte norte del país. Los aliados del presidente consideran fundamental el hecho de que Brasil haya obtenido el apoyo público de otros países como Chile y España, invitados a participar en el G7", señaló el diario paulista Folha. Pero, por sobre todo, el Gobierno destacó el respaldo de Donald Trump. El capitán retirado aceptó a su vez la ayuda del primer ministro Benjamin Netanyahu. Israel enviará un avión contra incendios. 

La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) proporcionó dos aviones Hércules C-130 para apoyar el trabajo de extinción de incendios forestales. Los aviones que salen de Porto Velho (RO) ya vuelan sobre las áreas afectadas por el fuego. Según la FAB, cada avión tiene un equipo que consta de cinco tanques y dos tubos que sobresalen por la puerta trasera del avión y pueden transportar hasta 12 mil litros de agua. 

INVESTIGACIONES JUDICIALES

Los casi 80.000 focos de fuego se han convertido en un problema ambiental de primer orden que puso al desnudo la negligencia del Gobierno ante el avance de la deforestación. Aunque Bolsonaro insiste en señalar que los incendios son un problema que lo precede en su gestión, el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE) ha demostrado que las talas de bosques se incrementaron un 278% en relación con agosto de 2018. 

El barrio de Ipanema de Río de Janeiro concentró en la tarde del domingo parte del enojo social con las autoruidades.  "Estamos defendiendo la causa del medio ambiente contra las decisiones y las cosas que está diciendo el Gobierno", dijo durante la manifestación el celebre compositor Caetano Veloso. "Vas a morir de viejo, yo por el colapso ambiental", "Afuera Bolsonaro, la Amazonía se queda", "Que se vaya (el ministro de Medio Ambiente) Ricardo Salles", rezaban algunos carteles. La marcha contó con la participación de líderes de comunidades originarias afectadas por el desastre.

Cuando el pasado viernes se dirigió al país y al mundo, Bolsonaro prometió "tolerancia cero" con los promotores de incendios. El presidente ya fue señalado como mentiroso por Macron y sabe que la comunidad internacional espera alguna concordancia entre su anuncio y los hechos. En este contexto, el ministro de Justicia y Seguridad, Sergio Moro, informó que la Policía Federal investigará a los miembros de un grupo de Whatsapp que habría acordado llevar a cabo un incendio provocado en el Amazonas el pasado 10 de agosto. Moro hizo saber que ha recibido la orden del presidente de investigar el episodio. "Los incendios criminales en el Amazonas serán severamente castigados", aseguró Moro.