Ir a contenido

APOYO DE EEUU

Donald Trump y Boris Johnson, una entente cordial

El presidente norteamericano le promete al 'premier' británico un gran acuerdo comercial tras el Brexit

Eva Cantón

Boris Johnson y Donald Trump este domingo en Biarritz.

Boris Johnson y Donald Trump este domingo en Biarritz. / REUTERS

Han sido todo sonrisas y abrazos. Entre el primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sopla un aire de complicidad. Los dos han mantenido un desayuno de trabajo antes de la primera sesión de trabajos de la cumbre del G7 en Biarritz y han anunciado su intención de firmar un gran acuerdo comercial una vez que el Reino Unido abandone la Unión Europea.

Johnson se estrenaba como ‘premier’ británico en una cita internacional a la que acudía tras su gira por las capitales europeas en busca de concesiones para evitar un Brexit sin acuerdo el 31 de octubre, fecha en la que ha dejado claro que Londres abandonará, sí o sí, el club comunitario.

El Reino Unido mira más al otro lado del Atlántico que hacia el Viejo continente y Trump, que siempre ha mostrado su apoyo al ex ministro de Asuntos Exteriores de Theresa May, le ha piropeado al decir públicamente que es "el hombre adecuado" para culminar el Brexit. 

“Estamos trabajando en un amplio acuerdo comercial y creo que saldrá adelante rápidamente”, ha declarado Trump ante la prensa. “Tendremos un fantástico acuerdo una vez se aclaren algunos obstáculos en nuestro camino”, ha apostillado Johnson. Londres parece situar los obstáculos en Bruselas.

Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, ha sido muy duro con el británico advirtiéndole de que la UE no colaborará con Londres si lo que quiere es un Brexit sin acuerdo. “Espero que el primer ministro Johnson no quiera entrar en l historia con el pseudónimo de Señor No Acuerdo”, le espetó este sábado.

Johnson quiere eliminar la cláusula irlandesa –que impide la luz verde del Parlamento británico - diseñada para evitar una frontera entre las dos Irlandas y preservar los acuerdos de Paz en el Ulster.  Londres baraja igualmente rebajar la factura que debería pagar si no se llega a un acuerdo, según adelanta la prensa británica.

Paz comercial

Por otro lado, Trump ha asegurado que ninguno de los aliados le ha reprochado la escalada en su guerra comercial con China, aunque el británico le ha dicho que el Reino Unido era partidario de una “paz comercial” y del libre mercado.  El proteccionismo norteamericano no es una buena noticia para un país que dejará de estar en el gran mercado europeo. 

Trump ha negado, a pesar de que la realidad le desmiente, que su política tenga consecuencias negativas en los mercados financieros, que cayeron tras el anuncio de imponer más aranceles a los productos chinos.