Ir a contenido

BENEFICIO MILLONARIO

Las empresas de Trump podrían ahorrarse millones con la guerra comercial con China

El presidente de EEUU insta a la Reserva Federal a bajar los tipos de interés para incentivar la economía estadounidense, que argumenta que quedará lastrada con la pugna arancelaria con Pekín

El Periódico

Trump no ha querido dar declaraciones sobre este asunto

Trump no ha querido dar declaraciones sobre este asunto / EFE

Según un artículo del 'The Washington Post', el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ahorraría millones de dólares anules en sus hoteles y centros vacacionales si la Reserva Federal bajara las tasas de interés un punto porcentual, como él ha estado exigiendo desde hace meses.

Este vierne, después de que China anunciara nuevos aranceles a productos estadounidenses, el presidente estadounidese exigió a la Reserva Federal que bajara los tipos de interés. "Como de costumbre, la Fed no hizo nada", ha afirmado Trump en su perfil de Twitter, donde se ha preguntado públicamente: "¿Quién es nuestro mayor enemigo, Jay Powell [presidente de la Fed] o el presidente [chino] Xi?".

Lo que Trump ganaría con una bajada de tipos

Cinco años antes de ser presidente, Trump pidió un préstamo al banco Deutsche Bank de 360 millones de dólares (algo más de 320 millones de euros) para sus hoteles de Washington D.C, Chicago y Florida. El pago de las cuatro propiedades varía según los cambios en las tasas de interés.

Por lo tanto, la empresa del presidente de Estados Unidos lleva un mes beneficiándose del recorte de las tasas de interés hecha por la Reserva Federal el pasado julio. Los expertos añaden que los pagos que debe realizar Trump por sus préstamos caerían en picado si el presidente recorta aún más la tasa de interés.

Silencio desde el entorno del presidente

Ni la Casa Blanca ni la Organización de Trump no han querido hacer declaraciones al respecto, pero el líder estadounidense ha argumentado que la bajada de la tasa de interés responde a la necesidad de mejorar la economía, aumentando el consumo y la inversión de los ciudadanos de Estados Unidos. Sin embargo, la mayoría de los economistas han señalado que la guerra comercial de Trump es la mayor amenaza para la economía y han añadido que la tasa de interés ya es suficientemente baja: está en mínimos históricos.