CATÁSTROFE MEDIOAMBIENTAL

El Amazonas: 2.500 incendios simultáneos, 75.000 en ocho meses

Un terreno deforestado en el estado brasileño de Amazonas.

Un terreno deforestado en el estado brasileño de Amazonas. / BRUNO KELLY / REUTERS

3
Se lee en minutos
El Periódico

Las imágenes de la selva amazónica en llamas han dado la vuelta al mundo y han provocado una enorme conmoción, convirtiéndose en la mayor preocupación para líderes políticos de América del Sur y también de Europa.  Sin embargo, no todo lo que se dice y circula es verdad. Muchas de las fotos que se están compartiendo con el hashtag #PrayForAmazonas, que es 'trending topic' desde miércoles no corresponden a la actual oleada de incendios y algunas hasta ni han sido tomadas en Brasil, ni en el Amazonas. Tampoco es cierta la afirmación que corre por las redes sociales de que "un gran incendio está arrasando el Amazonas desde hace tres semanas". Desde enero, que la selva brasileña esta sufriendo una grave ola de incendios, no uno solo en las últimas semanas. En estos momentos, hay más de 2.500 incendios simultáneos en la Amazonia brasileña.

'Queimadas ilegales'

Cada año tienen lugar miles de incendios en la zona de la selva amazónica, la mayoría durante la época de sequía, entre julio y octubre. Las causas de estos incendios son varias, desde las caídas de rayos hasta las imprudencias humanas. Sin embargo, lo cierto es que a pesar de que el ultraderechista Jair Bolsonaro atribuya la autoría de los fuegos a las ONG, -con el objetivo dañar la imagen de su gobierno- la deforestación es la principal culpable de la proliferación de las llamas: ganaderos y madereros provocan los incendios ilegalmente para "limpiar" terreno y así dedicarlo a los cultivos y los pastos.

La acción de quemar porciones de terreno de forma controlada para dedicarlo al cultivo y a la ganadería -'queimada'- no es algo extraño, siempre y cuando se haga de forma controlada y en el área y momento del año autorizado. Con la llegada de Bolsonaro a la presidencia del país, la deforestación y las 'queimadas' ilegales han tomado un ritmo vertiginoso. La permisividad del presidente ultra respecto a las cuestiones ambientales y su escepticismo respecto al cambio climático han ofrecido carta blanca al sector agrario y ganadero del país, quien lo ha aprovechado para extender el área de pastoreo y sembrado. Según datos de junio, cada minuto está desapareciendo la extensión de bosque equivalente a un campo de fútbol.

Estado de emergencia en Amazonas

La diferencia de este año respecto a los anteriores, es que el número de incendios en el bosque tropical más extenso del mundo -ocupa siete millones de kilómetros cuadrados- se ha multiplicado de forma estrepitosa: en lo que llevamos de año se han contabilizado 75.000 incendios forestales en Brasil -más de la mitad de los cuales en la zona de la selva-, un 85% más que durante el mismo período del año pasado, cuando se registraron 40.000. 

Los estados más afectados por las llamas están siendo los de Roraima, Acre, Amazonas y Rondonia, en el noroeste del país. Ha sido justo en estos estados, junto con Mato Grosso del Sur, donde más ha crecido el número de incendios respecto al año pasado. Según datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil, recogidos por la BBC, en Roraima -el más septentrional- ha habido un 141% más de incendios que en 2018, en Acre un 138%, en Rondonia un 115% y en Amazonas un 81%. En este último, el más grande del país, se ha decretado el Estado de emergencia.

Noticias relacionadas

No sólo en Brasil

Si bien Brasil es el país amazónico donde, en números absolutos, han habido más incendios en los últimos ocho meses, no es ni el único ni donde se han incrementado de forma más exponencial respecto al año pasado. En números absolutos, el segundo país más afectado es Venezuela (26.500 fuegos), seguido por Bolivia (17.200) y Colombia (14.200). Sin embargo, si nos fijamos en los datos del 2018, es Guyana el país que ha experimentado un incremento más notorio: durante estos ocho meses ha habido un 145% más de incendios que en el mismo período del año anterior. En Suriname 128% más que hace 12 meses y en Guyana Francesa 120%. Solamente en Colombia Ecuador la cantidad de incendios ha sido menor que en 2018.