Ir a contenido

Investigan los motivos

Un ataque a hachazos dentro de una escuela en Brasil deja seis heridos

Un joven entró armado con un hacha a las instalaciones escolares, pretendía prender fuego a un salón de clases y las víctimas fueron golpeadas mientras intentaban huir

El Periódico

Instituto Estadual de Educación Assis Chateaubriand de Brasil.

Instituto Estadual de Educación Assis Chateaubriand de Brasil.

Seis estudiantes resultaron heridos luego de ser atacados a hachazos por un joven al interior de una escuela en Charqueadas, un municipio ubicado en la región metropolitana de Porto Alegre, al sur de Brasil, informaron fuentes oficiales.

Informaciones preliminares de las autoridades señalan que el joven, de unos 17 años, entró al Instituto Estadual de Educación Assis Chateaubriand e intentó prender fuego a uno de los salones de clase, y luego atacó con el hacha a estudiantes que iban saliendo del recinto, hasta que al ser desarmado por un profesor, escapó.

Heridos fuera de peligro

De acuerdo con el Hospital de Charqueadas, las cuatro niñas y los dos niños que resultaron heridos por los ataques con hacha y cuyas edades oscilaban entre los 12 y los 14 años, fueron dados de alta. "Todos los estudiantes presentaron heridas superficiales y ninguno necesitó de cirugía", confirmó el hospital en un comunicado.

Alumnos que presenciaron el ataque en el centro educativo, relataron a medios locales que un profesor consiguió quitarle el hacha de las manos al atacante, pero el joven consiguió huir.

No obstante, horas después, la Policía Militarizada dijo que había capturado a un sospechoso de haber sido el autor de los hechos, según confirmó el vicegobernador y secretario de Seguridad Pública del estado de Río Grande do Sul, Ranolfo Vieira Junior.

Otros ataques

Según testimonios de los alumnos, los hechos se dieron cuando el agresor entró por la parte de atrás de la escuela y prendió fuego a una botella que luego lanzó dentro del salón, explicó el jefe del Departamento de Bomberos Voluntarios, Maurico Naatz. Hasta el momento las autoridades desconocen el vínculo del joven con la institución educativa, que canceló las aulas y anunció que mañana no habrá clases.

El ataque se produce cuatro meses después de la matanza en una escuela de Suzano, un municipio a 60 kilómetros de la ciudad de Sao Paulo, que dejó 10 muertos y 11 heridos, y que fue perpetrada por dos tiradores que, tras cometer la masacre se quitaron la vida. Según las autoridades, el móvil de la matanza respondió únicamente a las ansias de reconocimiento y notoriedad por parte de los autores.

Temas: Brasil