Ir a contenido

Víctimas inocentes

Un operativo policial en Río de Janeiro deja tres muertos y un bebé herido

Una nueva incursión de las fuerzas de seguridad provocó un tiroteo entre los oficiales y los delincuentes, según informaron las autoridades

El Periódico

Operativo policiaco en una de las favelas de Río de Janeiro.

Operativo policiaco en una de las favelas de Río de Janeiro. / Europa Press

Tres personas murieron en una nueva operación policial en una comunidad de Río de Janeiro, mientras un bebé de poco menos de dos años resultó herido en la acción, confirmaron fuentes oficiales.

De acuerdo con la Policía Militarizada de Río de Janeiro, un tiroteo entre agentes policiales y delincuentes la noche de este martes en la comunidad Cuarenta y Ocho, en la zona oeste de la capital fluminense, dejó tres muertos.

Las víctimas

Dos de ellos, según la institución, serían sospechosos de haber iniciado los disparos contra los policías. La tercera víctima mortal fue identificada como Margareth Teixeira, de 17 años, quien recibió al menos diez balazos mientras cargaba en brazos a su bebé, que resultó herido.

El niño sufrió heridas superficiales en el pie y en la cabeza y fue ingresado en un centro de salud de la región, donde permanece hospitalizado tras haber sido sometido a una cirugía. La Policía informó que tras el enfrentamiento, aprehendió cuatro armas, una granada y radios transmisores, además de munición, y señaló que "verificará la dinámica" del caso.

Balas perdidas

Teixeira es al menos la cuarta víctima mortal en menos de una semana de las balas perdidas provenientes de acciones armadas llevadas a cabo por la Policía en diversas favelas de Río de Janeiro, las que muchas veces se encuentran bajo el control de narcotraficantes.

El caso de la estudiante se suma a los de Dyogo Costa, de 16 años y muerto cuando iba de camino a un entrenamiento de fútbol, de Gabriel Pereira Alves, de 18 años y tiroteado mientras esperaba al autobús para ir a la escuela, y Henrico de Menezes Júnior, quien recibió un disparo cuando se dirigía al taller para arreglar su motocicleta. La muerte de los cuatro jóvenes ha provocado conmoción y diversas protestas en diferentes comunidades de la ciudad.

Temas: Tiroteos Brasil