Moda polémica

Versace se disculpa con China por 'independizar' a Hong Kong

La casa de moda italiana es acusada de atacar la soberanía nacional del país asiático con diseños que aparecen Hong Kong y Macao como estados independienes

Los embajadores chinos de marcas conocidas como Coach y Givenchy, cortan todo los lazos con las compañías sobre productos que, según ellos, violan la soberanía de China al identificar a Hong Kong y Taiwán como países.

Donatella Versace camina por la pasarela después de una presentación de Versace en Nueva York

Donatella Versace camina por la pasarela después de una presentación de Versace en Nueva York / Allison Joyce (REUTERS)

Se lee en minutos

El Periódico

La casa de moda italiana Versace se ha disculpado con China por haber plasmado en una camiseta a Hong Kong y Macao como países independientes.

La camiseta incluía diversas ciudades europeas y americanas, con sus respectivos países al lado, y también aparecían Hong Kong y Macao como estados independientes y no como parte de China, un error que ha desatado la polémica en las redes sociales, donde Versace ha sido acusada de atacar la soberanía nacional del país asiático.

La diseñadora Donatella Versace ha pedido perdón en las redes sociales con un mensaje en el que lamenta "profundamente el desafortunado error reciente que cometió" la marca italiana, fundada por su hermano, Gianni Versace, en 1978.

"Nunca quise faltar el respeto a la soberanía nacional de China y es por eso que quería disculparme personalmente por tal inexactitud y por cualquier ofensa que pueda haber causado", ha apuntado.

Un retrato ofensivo

La casa italiana, que actualmente es propiedad de Michael Kors Holdings, ha aclarado en otra nota que en julio se ordenó la retirada de la camiseta de las tiendas y ha reiterado la disculpa por el diseño. La polémica, sin embargo, ha provocado que la actriz y cantante china Yang Mi haya decidido interrumpir su cooperación con Versace, acusando a la casa de moda de tratar de socavar la integridad nacional del gigante asiático.

"La soberanía y la integridad territorial de nuestra patria son sagradasinviolables e indivisibles. Proteger la unificación de nuestra patria es responsabilidad de todos los ciudadanos de la República Popular de China", ha dicho Yang, según recogen los medios del país.

Ya el pasado año, la casa de moda italiana Dolce & Gabbana se vio obligada a pedir disculpas a China tras la publicación de un vídeo considerado racista, que llevó incluso a la firma a cancelar un desfile en Shanghái.  En la grabación aparecía una mujer intentando comer con dificultad comida italiana con palillos como los típicos "cannoli" sicilianos, una escena que muchos espectadores interpretaron como un retrato ofensivo del pueblo chino. 

Givenchy y Coach también en polémica

Los embajadores de las marcas de Givenchy y Coach también han cortado los lazos con las compañías por productos que violaban la soberanía de China al identificar a Hong Kong y Taiwán como países independientes.

La embajadora de Coach en China, la supermodelo Liu Wen, ha dicho en las redes sociales que ha cortado su acuerdo con la firma con sede en Nueva York por una camiseta similar, que también incluía a Taiwán como un país.

"¡Pido disculpas a todos por el daño que he causado como resultado de mi elección de marca menos cuidadosa!" ha dicho Wen en una publicación que ha recibido el apoyo de cientos de miles de personas chinas. "Amo a mi patria y protejo firmemente la soberanía de China", ha añadido Wen.

Coach, propiedad de Tapestry Inc., ha dicho que había encontrado la “inexactitud grave” en mayo del 2018 e inmediatamente había sacado las camisetas de todos sus canales globales. Además agregó que lamenta “profundamente” el diseño.

pic.twitter.com/clSN1a5r13 — Coach (@Coach) 12 de agosto de 2019

Te puede interesar

"También revisamos nuestro surtido para garantizar el cumplimiento, y hemos fortalecido nuestro proceso interno de desarrollo de productos para evitar la aparición de un problema similar en el futuro", ha dicho un portavoz de Coach. "Coach respeta y apoya la soberanía e integridad territorial de China" ha añadido.

El popular ídolo de la banda de chicos chinos, Jackson Yee, también ha aclarado que había cortado los lazos con Givenchy después de que las fotos de una de las camisetas de la marca, que también incluían a Hong Kong y Taiwán de manera similar, recibieran críticas. Aun así, Givenchy es la única casa de moda que no ha hecho comentarios sobre la polémica.