Ir a contenido

Elecciones primarias

La victoria peronista en las elecciones primarias hunde el peso argentino

El actual presidente, Mauricio Macri, reconoce la gran derrota y como irremontable el resultado en las presidenciales de octubre

El opositor y ganadot Alberto Fernández asegura que "ha parido una nueva Argentina" y llama a una transición tranquila

Abel Gilbert

Alberto Fernández se anota un contundente triunfo en las primarias en Argentina. / ENRIQUE GARCÍA MEDINA / EFE / VÍDEO: EFE

El sueño de Mauricio Macri de ser reelecto se ha convertido en una pesadilla. El peronista Alberto Fernández le sacó hasta 15 puntos al actual presidente en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) celebradas el domingo. En estos comicios los argentinos acudieron a las urnas en una suerte de ensayo general de las elecciones presidenciales previstos para el 27 de octubre. Se da por hecho que el resultado de las urnas en este 'simulacro' será igual o muy parecido a la contienda electoral definitiva a celebrar en algo más de dos meses. 

Horas después de la derrota histórica de la derecha, las acciones de la Bolsa de Comercio de la ciudad de Buenos Aires cayeron un 28% mientras que en Wall Street el derrumbe de las empresas argentinas llegó al 65%. El precio del dólar escaló un 29% y abrió las puertas de una hiperinflación. El Banco Central elevó la tasa de interés a un inédito 74%.  "Se esperan 48 horas de shock financiero", dijo el diario 'Ámbito Financiero'. "Clima de incredulidad", señaló el diario 'La Nación'.

Con unos comicios virtualmente definidos, salvo un milagro, y un Macri en retirada de una manera que las encuestas nunca imaginaron, Fernández tomó el centro del escenario. El candidato que obtuvo un 47% de los votos en las PASO le pidió a las autoridades evitar el desmadre."Le pido al Gobierno que se ponga a trabajar y se dé cuenta de que lo que han hecho no les sirvió ni electoralmente ni en términos económicos".

Para Fernández, "los mercados están intranquilos" por Macri, a quien responsabilizó al presidente del lunes negro. "Estamos viviendo una economía ficticia, lo hemos advertido, y el Gobierno no está dando respuestas. El esfuerzo que tiene que hacer el presidente es ordenar el desorden que ha creado antes de terminar su mandato. Todos los argentinos lo acompañaremos, pero es una tarea que tiene que hacer él".

Ejercicio del poder

En medio de una ola de rumores y especulaciones, Fernández intentó llevar tranquilidad a inversionistas y formadores de precios. "A los mercados siempre les digo lo mismo: los que siempre pagamos la deuda fuimos nosotros y los que siempre salimos del default (suspensión de pagos de la deuda externa) fuimos nosotros". De hecho, Fernández habló como si ya se preparara para el ejercicio del poder a partir del 10 de diciembre. "Nosotros debemos honrar los compromisos asumidos pero eso no lo podemos hacer a costa del sacrificio de los que trabajan y de los pensionados. Además, para pagar, la economía tiene que crecer".

Los analistas consideran que la era de Macri ha terminado. "El sopapo electoral de la realidad", lo ha definido el escritor Jorge Asís, uno de los más citados analistas políticos, de escasas simpatías con el kirchnerismo. Algunos consideran que los movimientos "extorsivos" de los mercados no alterarán en las urnas la voluntad de las mayorías.

El miedo al retorno del populismo con Cristina Kirchner, esta vez como vicepresidenta, no ha funcionado como contención. Tampoco el fantasma venezolano. Los argentinos votaron con el bolsillo, bajo los efectos del cierre de 20.000 empresas desde el 2015, con una pobreza que golpea a  34,1% y especialmente a los niños: el azote llega al 49,6%. Si hace un año se consumían 277 litros de leche, en la actualidad son 133.

Las explicaciones de Macri

"Hoy estamos más pobres que antes de las PASO", dijo el presidente sobre los efectos inflacionarios de la devaluación. Macri todavía no se siente derrotado. "Esto no terminó.Ha sido una elección primaria". Reconoció que millones de argentinos expresaron su "bronca" por el modo en que los castiga la crisis. Previó no obstante que si "se confirmase la victoria kirchnerista" el 27 de octubre "el problema" en los mercados se agudizará porque el kirchnersimo "no tiene credibilidad en el mundo". El senador peronista Miguel Pichetto, quien pasó de ser sostén de los Kirchner en el Congreso a candidato a vicepresidente de Macri, reprochó el comportamiento de la sociedad en las urnas. "La gente debe analizar las consecuencias de su voto".

Bolsonaro lanzó una advertencia

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro respaldó de manera efusiva la reelección de Macri. Los resultados en las primarias lo llevaron a opinar sobre la situación argentina y el eventual impacto en el vecino país y principal socio regional. "Cristina Kirchner es lo mismo que Dilma Rousseff, Hugo Chávez, de Fidel Castro, y ha dado una señal de vida". El capitán retirado previó, en caso de ganar el peronismo, una invasión de argentinos que huirán despavoridos de su país hacia los estados fronterizos de Brasil, entre ellos Rio Grande do Sul. "Es posible que tengamos en Rio Grande do Sul un nuevo estado de Roraima", dijo en alusión el estado norteño que se convirtió en uno de los focos de la inmigración venezolana. "Ustedes pueden arriesgarse a tener una catástrofe económica allí, como hubo en Venezuela. No queremos eso para nuestros hermanos", dijo el gobernante de utlraderecha.