Ir a contenido

CRISIS EN EL EJECUTIVO ITALIANO

Salvini presenta una moción de censura contra el primer ministro italiano

El líder de la Liga da por rota la alianza con el Movimiento 5 Estrellas bajo un pretexto tras un año de desencuentros

Rossend Domènech

El ministro del Interior de Italia y líder de la Liga, Matteo Salvini.

El ministro del Interior de Italia y líder de la Liga, Matteo Salvini. / REUTERS (REMO CASILLI)

Multitudes oceánicas aplauden a Matteo Salvini, vicepresidente del Gobierno italiano, durante una gira que está relizando estos dias por las localidades costeras de Italia, a pesar de que las más que probables elecciones anticipadas no puedan celebrarse antes de finales de octubre.

Con el objetivo de acelerar la cita con las urnas --que presupone la caída del actual Ejecutivo, formado por los ultaderechistas de la Liga y los antisistema del Movimiento 5 Estrellas (M5S)--, Salvini ha presentado una moción de censura contra el presidente del gobierno, Giuseppe Conte. La razón es que el pasado miércoles Conte no se presentó en el Senado cuando se votó sobre la construcción del AVE entre Turín y la ciudad francesa de Lyón. Es decir, un pretexto después de un año de desencuentros entre la Liga y el M5S sobre todas las cuestiones importantes.

Poderes plenos

Tras pedir "plenos poderes" a los italianos, los ritmos acelerados de Salvini no coinciden con el calendario constitucional ni con la prudencia del presidente de la República, Sergio Mattarella. De manera que los jefes de los grupos parlamentarios fijarán el próximo lunes la fecha en la que se celebrará el debate de la moción de censura.

Según Salvini el acto debería producirse ya este martes, a dos días del famoso Ferragosto italiano, que Augusto fundó antes del nacimiento de Cristo para que los agricultores descansaran y que actualmente coincide con las vacaciones más señaladas de todos los italianos. Pero es probable que la moción no se debata hasta el día 20, por lo que comportará abrir el Parlamento de forma extraordinaria.

En el supuesto, muy probable aunque no asegurado, de que Conte pierda el puesto, el Presidente Mattarella tendrá ante sí varias opciones: volver a encargar la formación de Gobierno a Conte, intentar la formación de un gabinete técnico o promover un Ejecutivo institucional que administre el país hasta la cita electoral.

Explicaciones

Por lo que todos los observadores prevén que las urnas no se abrirán antes el 20 de octubre o tal vez el 27 y no podrá estar en plenitud de funciones hasta noviembre, lo que, para más complicación,  coincidirá con la presentación de los Presupuestos del 2020 y que antes deben pasar por la supervisión de la UE. "¿Qué gobierno los elaborará?", se preguntan los expertos. Más bien habría que preguntarse quién tendrá la valentía de presentarlos,  toda vez que los mismos comportarán recortes de entre 40.000 millones y 60.000 millones, es decir un golpe para todos los italianos.

Tras el voto sobre el tren de alta velocidad, Salvini pidió a Conte que dimitiera inmediatamente, a lo este que se negó y, además, contraviniendo su habitual discreción, emplazó a Salvini "a explicar ante el Parlamento el por qué de esta crisis". "El Ejecutivo ha trabajo y lo ha hecho bien en este año, no hemos ido a la playa”, dijo Conte contrariado con su ministro de gira por las localidades costeras.