CLIMA PELIGROSO

La costa oriental china se prepara para la llegada del supertifón 'Lekima'

El Gobierno decreta la alerta roja y prepara a la población civil para evacuar las zonas de peligro

China activa la alerta roja por la llegada del tifón ’Lekima’. / NASA / EFE / VÍDEO: EFE

2
Se lee en minutos
Adrián Foncillas

La costa oriental china se prepara para recibir este sábado al tifón más poderoso del último lustro después de su paso por Taiwán. El Gobierno ha decretado la alerta roja, alerta roja la más alta en una escala de cuatro grados, en amplias zonas del delta del río Yantzé. El supertifón Lekima provocará copiosas lluvias y fuertes vientos antes de debilitarse cuando siga su curso hacia el norte.

Está previsto que el tifón afecte a Shanghái y las provincias cercanas de Zhejiang, Fujian y Jiangsu. En esa área, densamente poblada, las autoridades han preparado un plan de emergencia para reducir los efectos devastadores. Los esfuerzos se centran en tres afluentes del río Yantzé que presentan niveles ya preocupantes y cuyo caudal amenaza con desbordarse e inundar las tierras aledañas.

También han sido interrumpidos los desplazamientos en tren y varias aerolíneas han cancelado todos sus vuelos como medida preventiva. La "gran evacuación", como ha descrito la prensa local la operación, incluye el obligatorio amarre de 5.000 barcos de la provincia de Zhejiang y la salida de los 200 turistas de la isla de Beiji. Las autoridades han pronosticado que el tifón dejará lluvias de entre 250 y 320 milímetros cúbicos desde el mediodía del viernes al del sábado.

El recuerdo del 'Mangkhut'

La Oficina de Control de Inundaciones y Alivio de Sequías de China ha dado órdenes a todas los gobiernos locales de las zonas en el curso del supertifón para que activen el plan de emergencias. El Centro Nacional de Meteorología ha calculado que Lekima traerá vientos potencialmente destructivos de hasta 209 kilómetros por hora. El delta del río Yantzé es una zona sensible por su rol como motor económico del país desde la apertura. Shanghái es la oficiosa capital económica de China y la provincia de Zhejiang cuenta con una extensa red de fábricas de donde parten las manufacturas y productos más elaborados hacia el resto del mundo

Noticias relacionadas

El tifón se encuentra en estos momentos en la punta septentrional de Taiwán y avanzará después hacia el continente a través del estrecho de Formosa. A su paso por la isla ha causado tres muertos, ha dejado sin luz a más de 40.000 hogares y arrancado decenas de árboles. Las autoridades habían ordenado en la víspera la interrupción del servicio de trenes de alta velocidad y el cierre de  colegios y oficinas para atenuar los efectos de los vientos que la Oficina Meteorológica Nacional ha calculado en 173 kilómetros por hora y las precipitaciones de 99 milímetros cúbicos en sus cordilleras montañosas del norte. El supertifón azotó Taiwán un día después de que un seísmo de 6 grados en la escala Richter provocase desperfectos menores pero ninguna víctima mortal.

La costa oriental china y el sudeste asiático encadenan tifones en la época húmeda pero no son frecuentes en verano. El supertifón Mangkhut obligó el pasado año a evacuar urgentemente a casi 2,5 millones de personas después de haber causado graves desperfectos en infraestructuras  Hong Kong y Macao y dejado una sesentena de muertos en Filipinas.