EN PLENA CRISIS POR LAS MASACRES

El millonario dueño de los Dolphins desata llamadas al boicot por su recaudación de fondos para Trump

Activistas y celebridades instan a boicotear los negocios de Stephen Ross, que también es accionista de las cadenas de gimnasios SoulCycle y Equinox

Stephen Ross, el multimillonario dueño de los Dolphins de Miami.

Stephen Ross, el multimillonario dueño de los Dolphins de Miami. / AP

3
Se lee en minutos
Reuters / AP

En un país conmocionado todavía por las matanzas de El Paso y Dayton y por la respuesta que ha dado Donald Trump,  el evento organizado por el multimillonario dueño de los Dolphins de Miami, Stephen Ross, para recaudar fondos para la campaña de Trump cara a las elecciones presidenciales del 2020 ha caído fatal. Activistas y celebridades han llamado a boicotear los negocios de Ross, que es también accionista de las conocidas cadenas de gimnasios SoulCycle y Equinox. La crisis ha salpicado incluso al equipo de los Doplhins después de que uno de sus jugadores, Kenny Stills, criticara abiertamente a Ross en un nuevo episodio de la tensa relación entre la NFL y Trump.

La polémica ha surgido tras la publicación en 'The Washington Post' de la información de que Ross, donante habitual de los candidatos republicanos, va a celebrar este viernes en su casa en la exclusiva zona de los Hamptons una fiesta para recaudar fondos para la campaña de su amigo Trump, a quien conoce desde hace 40 años. Ambos tienen negocios en Nueva York y casas en Palm Beach.  Los 'tickets' para asistir a la fiesta van de los 100.000 a los 250.000 dólares.

Ross es fundador y accionista de Related Companies, una firma a la que pertenecen SoulCycle y Equinox, gimnasios de lujo que tienen entre sus clientes a famosos de Hollywood e incluso a Michelle Obama. Ambos han salido al paso de la polémica y vía Twitter han asegurado que no tienen "nada que ver" con la recaudación de fondos y que "no la apoyan". Han asegurado que los beneficios de sus empresas no se utilizan para financiar a políticos y que Ross es un "inversor pasivo" que no participa en la gestión del negocio. 

En la misma línea va el comunicado que ha colgado en Twitter SoulCycle y que firma la CEO de la firma, Melanie Whelan, que afirma que su compañía "cree en la diversidad, la inclusión y la igualdad".

Estos desmarques no les han servido de nada.  Shannon Coulter, impulsora de la iniciativa #GrabYourWallet que insta a los estadounidenses a dejar de comprar en negocios relacionados con Trump, ha añadido a los dos gimnasios a la lista de empresas boicoteadas.

En la plataforma Change.org, activistas LGTBI han impulsado una petición para que Equinox, que presume de ser un "espacio seguro" para gais y lesbianas, deje de dar apoyo a Trump. 

El cómico Billy Eichner ha acusado a los gimnasios de tener un dueño que apoya "el racismo y los asesinatos en masa" y les ha preguntado cómo darse de baja.

La polémica también ha alcanzado al equipo de la NFL de los Doplhins. Uno de sus jugadores, Kenny Stills, ha afeado vía Twitter a Ross que por una parte impulse iniciativas sin ánimo de lucro y que por otro lado "abra las puertas de su casa a Trump". Still alude a RISE, una iniciativa que afirma querer "educar y empoderar al mundo del deporte para eliminar la discriminación racial e impulsar la justicia social".

Noticias relacionadas

La respuesta de Ross no se ha hecho esperar y lo ha hecho para ratificar su apoyo a Trump. En un comunicado ha justificado que siempre ha sido un "activo participante en el proceso democrático". "Mientras algunos prefieren quedarse al margen y criticar, yo prefiero comprometerme y apoyar las causas en las que creo", afirma. Y esas causas, apunta, son "igualdad social, inclusión, diversidad, educación pública y sostenibilidad energética".  Y añade: "He apoyado y continuaré apoyando a líderes de ambos bandos que asuman esos retos".