Terrorismo

Resurge el Estado Islámico en Siria e Irak tras la salida de las tropas de los EEUU

Un informe Departamento de Defensa señaló que la debilidad de las fuerzas locales, impide el control de este grupo yihadista y permite su reagrupación

Traslado de yihadistas del Estado Islámico tras rendirse en Baghouz.

Traslado de yihadistas del Estado Islámico tras rendirse en Baghouz. / AFP

Se lee en minutos

El Periódico

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) está "resurgiendo" en Siria en momentos en los que los Estados Unidos retiró sus tropas, y está consolidando sus capacidades en el vecino Irak, dijo un organismo de monitoreo del Departamento de Defensa.

Los yihadistas, que sufrieron grandes pérdidas territoriales a manos de las fuerzas iraquíes y sirias respaldadas por una campaña aérea internacional liderada por los Estados Unidos y Rusia, respectivamente, están explotando las debilidades de las fuerzas locales para obtener ventajas, según el informe de la Oficina del Inspector General.

Debilidad de las fuerzas locales

"A pesar de perder su 'califato' territorial, el Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS, por sus siglas en inglés) solidificó sus capacidades insurgentes en Irak y resurgió en Siria este trimestre", según el informe.

Se indicó que la organización ha podido "reagruparse y mantener operaciones" en los dos países en parte porque las fuerzas locales, "siguen siendo incapaces de mantener operaciones a largo plazo, realizar múltiples operaciones simultáneamente o retener el territorio que han despejado", expresó la documentación.

La retirada de los EEUU

Noticias relacionadas

El resurgimiento del grupo en Siria se produjo cuando Washington "completó una retirada parcial" del país, una medida tomada a pesar de que los comandantes dijeron que los grupos rebeldes de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) respaldadas por Estados Unidos "necesitaban más capacitación y equipamiento para las operaciones de contrainsurgencia".

El año pasado, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, declaró la victoria contra el Estado Islámico y ordenó la retirada de todas las tropas estadounidenses de Siria, una decisión que llevó al secretario de Defensa, Jim Mattis, a renunciar.