Ir a contenido

La encrucijada británica

El número 2 del Partido Laborista se abre a celebrar otro referéndum de independencia en Escocia

McDonnell dice que Londres no debería bloquear una nueva votación si el Parlamento escocés lo decide

Una encuesta muestra que los partidarios a favor de la separación del Reino Unido se sitúan en el 46%

El Periódico

John McDonnell, del partido Laborista, habla con los trabajadores de los astilleros de Harland y Wolff que protestan por la salvación del astillero en Belfast, Escocia, en agosto de 2019

John McDonnell, del partido Laborista, habla con los trabajadores de los astilleros de Harland y Wolff que protestan por la salvación del astillero en Belfast, Escocia, en agosto de 2019 / Paul Faith (AFP)

"El Partido Laborista del Reino Unido debe permitir que Escocia celebre otro referéndum de independencia si el Parlamento escocés vota por ello", ha dicho el segundo hombre más importante del partido, John McDonnell. El político ha expresado en un acto en la periferia del festival de Edimburgo que su partido no debería tratar de bloquear una segunda votación sobre la independencia, según ha informado 'The Guardian'. “No bloquearíamos algo así. Dejaríamos que el pueblo escocés decidieraEso es democracia ", ha agregado.

“Será decisión del Parlamento escocés y del pueblo escocés. Ellos considerarán si quieren otro referéndum. Nicola Sturgeon, primera ministra de Escocia, dijo que puede celebrarse a finales del próximo año o principios del 2021".

Opiniones en conflicto

McDonnell ha dado a conocer su punto de vista después de que una encuesta publicada por Lord Ashcroft a principios de esta semana indicara que el apoyo a la independencia es ahora más popular entre los votantes escoceses de lo que ha sido durante los últimos años. Esto indica que el Reino Unido podría debilitarse poco después de abandonar la Unión Europea.

Aun así, McDonnell admite que "hay otras opiniones dentro del partido". Sus comentarios no han sido bien recibidos por todos los miembros laboristas. "Estos comentarios de McDonnell son completamente irresponsables y traicionan los valores de nuestro partido", ha reiterado Ian Murray, exparlamentario laborista escocés en Westminster, crítico con la posible independencia y Corbyn, según 'The Guardian'.

"El Partido Laborista es una formación internacionalista fundada en una visión de solidaridad y nunca debemos tratar de apaciguar a los nacionalistas, ya sea por 'brexit' o por la independencia escocesa, que quieren dividir a las comunidades y las personas", ha contrapuesto Murray.

Líder indeciso

El líder de izquierdas en el Reino Unido, Jeremy Corbyn, ha sido altamente criticado por su  incapacidad de posicionarse en los debates políticos más importantes como el 'brexit'. Según informa 'The Guardian', la posición oficial de Corbyn sobre la separación es “decidir en el momento”. "No queremos otro referéndum [de independencia], no creemos que sea una buena idea, y seremos muy claros sobre por qué no creemos que es una buena idea", ha expresado Corbyn, en contraste con los comentarios hechos por su número dos.

Las encuestas de opinión más recientes han mostrado que los laboristas languidecen en Escocia con menos del 20% de los votos, mientras que el apoyo al Partido Nacional Escocés (SNP) es cercano al 40%. Esto es significativo porque sugiere que los laboristas se han visto gravemente dañados por no aceptar un segundo referéndum sobre el 'brexit' y por no apoyar permanecer en la Unión Europea como la mayoría de escoceses, según los datos publicados por 'The Guardian'.

Según esas cifras, es muy poco probable que los laboristas ganen suficientes escaños escoceses en Westminster para comandar una mayoría en la Cámara de los Comunes en Londres. Bloquear un segundo referéndum podría costar a los laboristas votos significativos en Escocia, lo que puede explicar el nuevo enfoque de John McDonnell.

Crece el apoyo a la independencia

Cuando se les preguntó qué votarían en un referéndum de independencia, el 46% de los 1.019 votantes escoceses encuestados respondieron a favor. Excluyendo a los indecisos, sería el 52%, según Ashcroft.

"Encontré una pequeña mayoría a favor de una nueva votación, y la primera ventaja para una Escocia independiente durante más de dos años", ha explicado Ashcroft, un conservador que se opuso al exitoso intento de Boris Johnson de ser primer ministro. Johnson, sucesor de Theresa May, es impopular en Escocia y fue abucheado cuando asistió a una reunión la semana pasada con la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, quien exige que Londres acepte otro referéndum.

Si hubiera otro referéndum y si los escoceses votaran a favor, sería el mayor golpe para el Reino Unido desde la independencia de Irlanda hace un siglo, justo cuando Londres lidia con las consecuencias de un posible 'brexit' sin acuerdo.