02 dic 2020

Ir a contenido

Tensión diplomática

El Gobierno indio propone la derogación del estatus especial de Cachemira

Las autoridades despliegan más de 80.000 paramilitares en una zona ya altamente militarizada

Pakistán acusa a Nueva Delhi de tomar "medidas ilegales" en una región origen de conflicto

El Periódico

La gente grita consignas mientras celebran después de que el gobierno indio eliminó el estado especial de Cachemira en Ahmedabad, India 

La gente grita consignas mientras celebran después de que el gobierno indio eliminó el estado especial de Cachemira en Ahmedabad, India  / AMIT DAVE (REUTERS)

El Gobierno indio ha propuesto este lunes en el Parlamento la derogación del artículo 370 de la Constitución, que otorga un estatus especial a la Cachemira y Jammu, lo que podría desencadenar en una tormenta política y social en la región, foco de polémica con la vecina Pakistán.

Tras una reunión de Gabinete, el ministro de InteriorAmit Shah, se ha dirigido al Parlamento indio para anunciar lo que muchos preveían: la intención de derogar el artículo 370, una disposición que otorga un estatus especial  y permite que Cachemira promulgue sus propias leyes.

El decreto presidencial "entra en vigencia inmediatamente y reemplaza inmediatamente" los artículos constitucionales relacionados con Jammu y Cachemira. "Desde el momento en el que el presidente da consentimiento [a la ley] y es publicada en la Gaceta oficial, ninguna de las disposiciones del artículo 370 serán aplicables", ha informado Shah en el Parlamento de manera casi inaudible entre los gritos continuos de la oposición.

El ministro también se ha referido a la "reorganización" de la región, dividida en estos momentos en la norteña Cachemira y la meridional Jammu, convirtiéndolos en "territorios de la unión", lo que otorgaría mayor control al Gobierno central.

Acción anticipada

La posibilidad de que el Gobierno del partido nacionalista hindú, Bharatiya Janata (BJP), diera este paso venía especulándose desde el viernes, cuando de manera inesperada y sin precedentes las autoridades indias cancelaron en Cachemira una importante peregrinación hindú a una cueva en el Himalaya y pidieron la evacuación de todos los turistas.

Los motivos que dieron fueron "informes sobre amenazas terroristas" contra los peregrinos, pero muchos lo interpretaron como una excusa para sacar adelante una de las promesas del manifiesto previo a su contundente victoria en los comicios generales de mayo: la derogación de este artículo de la Carta Magna.

Así, el domingo el 99 % de los 29.000 turistas y peregrinos que había antes del aviso habían abandonado Cachemira, mientras las autoridades desplegaban 25.000 efectivos en la región, una de las más militarizadas del mundo, y que se disputan la India Pakistán.

Reacción de Pakistán

Pakistán ha dicho que "condena enérgicamente" la decisión de la India de revocar el estatus especial para su parte de la región de Cachemira reclamada por ambos países.

"Como parte de esta disputa internacional, Islamabad ejercerá todas las opciones posibles para contrarrestar los pasos ilegales", ha explicado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pakistán en un comunicado.

Arresto domiciliario

La propuesta de la derogación del estatus especial de Cachemira se ha producido horas después de que, en previsión de posibles disturbios, las autoridades indias hayan desplegado en los últimos diez días más de 80.000 paramilitares adicionales en esta área que ya está altamente militarizada.

Paramilitares indios hacen guardia en una barricada en la localidad de Maisuma en Srinagar /TAUSEEF MUSTAFA  (aFp)

El domingo, algunos de los líderes opositores de la región, como Omar AbdullahSajad Lone Mehbooba Mufti, fueron puestos bajo arresto domiciliario, mientras se cortaron los servicios de internet y se impuso el artículo 144 del Código Penal, que prohíbe las reuniones de más de cuatro personas.

"Tendrá consecuencias catastróficas para el subcontinente. Las intenciones del Gobierno indio son claras. Quieren el territorio de Jammu y Cachemira para aterrorizar a su gente", ha escrito en Twitter Muftiexjefe de Gobierno de la región, tras conocer el anuncio.

Estatus especial

La ley había reservado empleos en el gobierno estatal para los residentes de la región, así como plazas universitarias, en un esfuerzo por evitar que el estado sea invadido por personas del resto de la India.

El partido gobernante del primer ministro, Narendra Modi, ha presionado para poner fin al estatus constitucional especial de Cachemira, argumentando que las leyes de estatus especial han obstaculizado la integración de la región con el resto de la India.

Miembros de la oposición protestan frente del Parlamento en Nueva Delhi  /Str (AFP)

 Aun así, los líderes políticos en Cachemira han advertido de que la derogación de la ley provocara disturbios generalizados.

Desde el año pasado, Cachemira ha sido gobernada por el Gobierno federal indio, después de que el partido nacionalista hindú BJP de Modi se retirara de una coalición con un partido regional.

"Día más oscuro"

La India Pakistán se disputan Cachemira desde la partición del subcontinente en 1947. Una región que además es escenario desde los años 90 de un movimiento insurgente de tintes separatistas que hasta el momento se ha saldado con la muerte de 70.000  personas, en su mayoría civiles.

Nueva Delhi acusa a su vecino de apoyar a grupos armados que operan en el Valle de Srinagar, lo que Pakistán siempre ha negado.

"Hoy es el día más oscuro de la democracia india", ha tuiteado el expresidente ejecutivo de Jammu y Cachemira, Mehbooba Mufti. "La decisión unilateral del Gobierno indio de abolir el artículo 370 es ilegal e inconstitucional y hará de la India una fuerza de ocupación en Jammu y Cachemira", ha reiterado Mifti.

Temas India