12 jul 2020

Ir a contenido

EL DRAMA MIGRATORIO

El Open Arms busca puerto seguro para 123 inmigrantes rescatados

Italia, el país más proximo, le amenaza con una multa de 50.000 euros si surca sus aguas

El Gobierno español se limita a instar a la oenegé a actuar en concordancia con la ley internacional

El Periódico

Dos bebés y varios adultos inmigrantes rescatados por Open Arms. 

Dos bebés y varios adultos inmigrantes rescatados por Open Arms.  / EFE

El barco de la oenegé Proactiva Open Arms busca puerto seguro en el que desembarcar a las 123 personas rescatadas en aguas del Mediterráneo desde este miércoles. La nave espera la autorización mientras el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, se ha apresurado a anunciar la prohibición de que entre siquiera en aguas territoriales del país. También el Gobierno español ha aumentado la presión sobre la entidad al anunciar que confía en que respete la normativa jurídica en vigor.

Open Arms ha informado de que durante la noche del jueves rescató en el mar Mediterráneo a 68 migrantes que presentan "signos inequívocos de la violencia sufrida en Libia", de donde habían partido. Entre los recién asistidos hay dos niños y dos mujeres embarazadas, "una de ellas de 9 meses con contracciones", según ha apuntado Oscar Camps, fundador de la organización. 

La víspera, también había salvado a otros 55 inmigrantes, entre ellos dos bebés mellizos, en el Mediterráneo central cuando su embarcación estaba "a punto de naufragar". "Se hundía. Entraba agua y había escorado tanto que estaba a punto de naufragar. Pero hemos llegado a tiempo", escribió Camps en su cuenta de Twitter.

El barco espera ahora la autorización para desembarcar a estas personas en un puerto seguro que difícilmente será Italia, país que mantiene una política de puertos cerrados a oenegés con migrantes rescatados a bordo y que tiene en vigor una ley que contempla multas de entre 10.000 y 50.000 euros a las entidades que entren, transiten o atraquen en aguas territoriales italianas, según ha recordado Salvini. Italia y Malta son los dos países seguros más próximos al navío.

Veto

Tampoco España se ha mostrado receptiva a recibir al Open Arms, a tenor de las palabras de la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celáa, que ha advertido a la oenegé que confía en que esté actuando "de acuerdo a los convenios internacionales y la normativa nacional que le es de aplicación".

Las autoridades españolas prohíben a Open Arms retomar la búsqueda activa de pateras en peligro, limitando su actividad. El 4 de julio la Marina Mercante notificó a la oenegé que afrontaría multas de hasta 900.000 euros si quebrantaba esa disposición. 

Proactiva Open Arms anunció a finales de junio que volvería a realizar rescates a personas en el Mediterráneo Central, a pesar de que solo cuenta con la autorización de proporcionar ayuda humanitaria. "No aguantamos más. Levamos anclas y nos vamos. Antes presos que cómplices", escribió Camps en una publicación en la que compartía una imagen donde aparecen un padre y su hija, migrantes, muertos en la orilla del Río Bravo de México.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el conseller de Acción Exterior, Alfred Bosch, han ofrecido a Open Arms los puertos catalanes para acoger a su embarcación.