Ir a contenido

EL INF, un tratado símbolo de la guerra fría

El acuerdo firmado entre Reagan y Gorbachov en 1987 inauguró una nueva era en la relación entre bloques

Marta López

Mikhail Gorbarchov y Ronald Reagan durante la firma del tratado INF, en Washington en 1987.

Mikhail Gorbarchov y Ronald Reagan durante la firma del tratado INF, en Washington en 1987. / REUTERS

El último presidente soviético, Mikhail Gorbachov, quien firmó en 1987 con Ronald Reagan el tratado INF sobre fuezas nucleares intermedias, opinó hace unos días que la expiración de ese pacto «dinamita no solo la seguridad de Europa, sino de todo el mundo». Fue en virtud de ese tratado, precursor del fin de la guerra fría, que Europa se ha librado de acoger misiles en su suelo durante más de tres décadas. Para el padre de la 'perestroika', con su abandono, la política mundial es desde este momento «impredecible y caótica».


Tres cumbres preparatorias

El tratado INF fue firmado en Washigton el 8 de diciembre de 1987 por Reagan y Gorbachov.  Fueron necesarias tres cumbres, entre 1985 y 1987, para desembocar en la firma del acuerdo. Pese a que anteriormente se habían firmado ya dos acuerdos de desarme -el SALT I (1972) y el SALT II (1979) - para limitar el número de nuevos misiles balísticos, el INF fue el primer acuerdo que obligaba a las potencias a destruir una clase entrera de misiles nucleares. Fue por eso que su firma se consideró un hito histórico que inauguraba una nueva era en las relaciones entre  los dos bloques. 

Destrucción de 2.692 misiles 

En virtud del tratado debían ser destruidos en los tres años siguientes a la firma todos los misiles de corto y medio alcance, con un radio de entre 500 y 5.000 kilómetros, excepto los lanzados desde el mar. En 1991 se habían destruido 2.692 misiles, casi la totalidad de los misiles intermedidos de ambos países y un poco más del 4% del arsenal nuclear total . De acuerdo con los términos del tratado, la entonces Unión Soviética y Estados Unidos permitían inspecciónes mutuas para verificar las destrucciones de armamentos.

El escudo antimisiles de Bush 

Los avances en desarme conocieron su primer tropiezo en el año 2002, cuando el presidente estadounidense George Bush anunció la retirada de EEUU del Tratado Antimisiles Balístico (ABM) firmado con la Unión Soviética en 1972. El ABM impedía a Bush seguir adelante con su gran proyecto defensivo: el escudo antimisiles, una red de asatélites y radares capaz de detectar el lanzamiento de misiles enemigos e interceptarlos con otros lanzados desde bases en tierra, desde buques o desde el espacio. Rusia se opuso desde el primer momento a la instalación de bases cerca de sus fronteras. En el 2007 Vladimir Putin declaró que el Tratado INF ya no servía a sus intereses. En el 2014, el entonces presidente de EEUU, Barack Obama, acusó a Rusia de violar el acuerdo con el lanzamiento de un misil de crucero, pero decició mantener a EEUU en el Tratado.

El Tratado Start III acaba en el 2021

El tratado de desarme más importante entre Moscú y Washington -el START III o Nuevo START- expira en febero del 2021 con una posibilidad de prórroga de otros cinco años, pero su supervivencia no está garantizada. El START III fue firmado en abril del 2010 por el presidente ruso, Dimitri Medvédev, y el estadounidense Barack Obama. El tratado compromete a ambos países a reducir en dos tercios sus arsenales nucleares. Tanto el presidente Donald Trump como su asesor de seguridad nacional, John Bolton, se han mostrado muy críticos con el acuerdo. H