Ir a contenido

ULTRADERECHA BRASILEÑA

Bolsonaro se empecina en nombrar a su hijo embajador en Washington

El presidente brasileño quiere beneficiar al diputado de 35 años con uno de los cargos más importantes de su Gobierno

Abel Gilbert

El presidente Donald J Trump se reúne con el presidente brasileño Jair Bolsonaro (centro)acompañado por su hijo Eduardo Bolsonaro (izquierda) en la Casa Blanca de Washington

El presidente Donald J Trump se reúne con el presidente brasileño Jair Bolsonaro (centro)acompañado por su hijo Eduardo Bolsonaro (izquierda) en la Casa Blanca de Washington / Chris Kleponis (EFE/EPA/POOL)

El presidente brasileño Jair Bolsonaro ha insistido en que todo debe "quedar en familia” con otra encendida defensa del nombramiento de su hijo Eduardo Bolsonaro como embajador en Washington. El excapitán del Ejército ha llevado su campaña nuevamente a las redes sociales para decir que el nepotismo no es un problema del Gobierno de ultraderecha, “¿Cuál es el papel de un embajador? ¿Acaso no es tener una buena relación con el jefe de Estado del país en que está? ¿Entiende eso? Lo entiende. Entonces se trata de algo obvio".

El diputado del Partido Social Liberal, de apenas 35 años, Eduardo Bolsonaro, busca profundizar la relación con EEUU porque lo considera “un país que es la mayor potencia económica y militar del mundo".  El aspirante se está preparando para dar el alto a la diplomacia con el apoyo de su padre y jefe de Estado, que quiere cambiar parte del plantel diplomático en las capitales donde cobran fuerza las acusaciones de homófobo y racista contra él. 

El hijo de Bolsonaro se considera un "hombre de mundo" y forma parte de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso. El Parlamento es el que debe dar luz verde a la designación y por eso, señala el diario paulista 'Folha', han comenzado las presiones desde la presidencia. Según las cuentas que ha hecho el Gobierno, el diputado tendría en estos momentos el apoyo de ocho de los 17 integrantes de la comisión.

Oposicion y conflicto 

La posibilidad de que un Bolsonaro habite la embajada brasileña en Washington provoca perplejidad en la oposición, que ve en el legislador a un personaje tan inmaduro como aventurero. Uno de los principales detractores del nombramiento y gurú de la ultraderecha, Olavo de Carvalho, ha criticado la intención desde su residencia de VirginiaEstados Unidos.

Para De Carvalho, una designación de esa naturaleza representaría la "destrucción de la carrera" del parlamentario. El frecuente antifitrón  de Bolsonaro, quien suele comunicar sus opiniones a través de Youtube, considera que el tercero de los hijos de Bolsonaro tiene por delante una tarea más importante: la de convertirse en el azote de la izquierda regional.  

"No se puede comenzar algo de esta escala, de este valor e importancia, y luego asumir un cargo diplomático en el que ni siquiera se puede hablar de ello. El diplomático tiene sus obligaciones reglamentarias allí y ni siquiera podrá hablar sobre el Foro de São Paulo. Eso sería un contratiempo", dijo De Carvalho. El gurú señaló, no obstante, que está "a muerte" con el presidente aunque difieran en este tema.

El bolsonarismo soñaba como un enroque político por el cual Bolsonaro hijo iría a la embajada en Washington y Eric Trump haría lo propio en la legación diplomática en Brasilia y en nombre de su padre Donald. La prensa brasileña descartó esa posibilidad por el momento, entre otras razones por las actividades que tiene el hijo del presidente norteamericano en la organización empresarial de su padre.