Ir a contenido

NUEVA POLÉMICA

El racismo y la xenofobia de Trump, desenmascarados en tres tuits

Insta a congresistas progresistas de color a "volver de donde vinieron"

Tres de las representantes son nacidas en EEUU y otra es refugiada somalí

Idoya Noain

El presidente de EEUU, Donald Trump.

El presidente de EEUU, Donald Trump. / ALASTAIR PIKE (AFP)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acumula un largo historial de declaraciones y acciones racistas y xenófobas que, a menudo desde que llegó a la presidencia de Estados Unidos, ha tratado de enmascarar o al menos revestir con otro tipo de discurso, entre otros los de la equidistancia o el patriotismo. Ya ni siquiera eso. Este domingo, en una escandalosa diatriba tuitera antes de irse a jugar al golf que ha elevado al discurso presidencial el deplorable y discriminatorio “por qué no te vuelves a tu país”, el mandatario ha atacado a varias congresistas de EEUU. Todas son demócratas progresistas. Ninguna tiene la piel blanca.

Trump, aunque sin dar nombres, ha puesto en su diana a Ilhan Omar, la congresista de Minnesota que nació en Somalia y llegó a EEUU como refugiadaAlexandria Ocasio-Cortez, nacida en Nueva York de padres puertorriqueños; Rashida Tlaib, que nació en Michigan en una familia de inmigrantes palestinos y Ayanna Pressley, la primera congresista negra de Massachussetts. Todas forman parte de la nueva hornada de representantes del ala más progresista del partido demócrata que llegó al Congreso tras las elecciones legislativas de noviembre y se cuentan entre las más combativas y críticas con el presidente, su Administración y sus políticas.

En sus inaceptables e incorrectos tuits  --incorrecciones con el mismo tufo de intencionalidad racista que la propagación que hizo en su día de la teoría conspiratoria de que Barack Obama no había nacido en EEUU--, Trump ha asegurado que las congresistas “originariamente vinieron de países cuyos gobiernos son una catástrofe total y absoluta” y les ha acusado de cuestionar a EEUU. “¿Por qué no vuelven y ayudan a arreglar los lugares completamente rotos e infestados de crimen de los que vinieron?”, ha escrito. “Cuanto antes mejor”.


Los demócratas, unidos

Con un Congreso donde hay 52 representantes y 16 senadores que son inmigrantes o hijos de inmigrantes Trump no ha dejado dudas de que intentaba explotar las tensiones que la radical progresía de las congresistas señaladas ha generado dentro del Partido Demócrata, un enfrentamiento con los moderados, el aparato y con líderes como Nancy Pelosi que viene de lejos, pero esta semana ha estallado en público. Pero con su ataque, que llega tras una semana en que Omar ha sido criticada con frases similares a la de Trump en Fox News, lo que ha conseguido es unificar a toda la formación en la repulsa y la propia Pelosi ha acudido a las redes sociales para denunciar el mensaje “xenófobo” de Trump. “Reafirma que su plan para hacer América grande de nuevo siempre ha sido hacer América blanca de nuevo”, ha escrito la presidenta de la Cámara baja. “Nuestra diversidad es nuestra fuerza y nuestra unidad es nuestro poder”, ha añadido.

Las propias afectadas han reaccionado también con indignación. “Así es como se ve el racismo, nosotras somos como se ve la democracia”, ha dicho Pressley. Mientras, Tlaib renovaba sus llamadas a iniciar un proceso de impeachment contra Trump y Omar  colgaba un mensaje: “El único país al que prestamos juramento es a EEUU y es por lo que estamos luchando para protegerlo del peor, más corrupto e inepto presidente que hemos visto nunca”. Ocasio-Cortez también ha respondido a Trump con un hilo en Twitter. “Está enfadado porque no puede concebir una América que nos incluya a nosotras. Se apoya en una América asustada para su saqueo”, ha escrito. “No puede aceptar tampoco que no le tenemos miedo. Por eso está furioso”.