Ir a contenido

FIESTA NACIONAL DE FRANCIA

Un soldado volador, drones y robots, protagonistas del desfile del 14 de julio en París

Macron defiende la cooperación militar europea en un acto que cuenta por primera vez con presencia española

Tras el desfile, los enfrentamientos entre manifestantes y policías cerca de los Campos Elíseos se saldan con la detención de 175 personas

Eva Cantón

El campeón del mundo de motos de agua, Franky Zapata, durante el desfile del 14 de julio en París. / REUTERS / CHARLES PLATIAU - VIDEO: EFE

Mejorar la autonomía defensiva del Viejo Continente en un contexto marcado por el brexit y la debilidad del vínculo transatlántico en la era de Donald Trump es uno de los principales objetivos de Emmanuel Macron, que este domingo ha hecho del 14 de julio, fiesta nacional francesa, un alegato en defensa de la cooperación militar europea. 

Por la avenida de los Campos Elíseos de París han desfilado juntos diez países europeos, entre ellos España. “La construcción de una Europa de la defensa en cooperación con la Alianza Atlántica de la que celebramos 70 años es para Francia una prioridad”, ha indicado Macron.

Además del Gobierno francés al completo, en la tribuna de invitados instalada en la plaza de la Concordia estaban la cancillera alemana, Angela Merkel, que apareció sonriente y sin síntomas de los temblores que últimamente han generado inquietud, así como el primer ministro portugués, António Costa.

También acudieron el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg o el viceprimer ministro británico, David Lidington. La delegación española ha estado encabezada por la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles.

Innovación tecnológica

El desfile, celebrado bajo el lema Actuar juntos, se abrió con un guiño a la innovación tecnológica: robots, drones y un sorprendente espectáculo futurista de Flyboard Air, una plataforma volante propulsada por cinco minireactores de aire y pilotada por el francés Franky Zapata, su inventor y campeón mundial de jet sky, que se paseó fusil en mano a varios metros del suelo con un aparato puede alcanzar los 190 kilómetros por hora.

Por los Campos Elíseos han desfilado 4.300 militares, casi 200 vehículos, 69 aviones, 39 helicópteros y 237 caballos representando a diez países: Francia, Alemania, España, Portugal, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Finlandia y Reino Unido.

Incidentes con la policía

El presidente francés, que asistía a su tercera parada militar desde que llegó al Elíseo, inició el acto pasando revista a las tropas a bordo de un vehículo militar. A su paso fue abucheado por algunos manifestantes que, en lugar de los tradicionales chalecos símbolo de la protesta que nació el pasado noviembre, llevaban globos amarillos. Dos de sus líderes más mediáticos fueron detenidos por organizar una manifestación ilegal y puestos en libertad horas más tarde.

En París, que se ha blindado con 700 antidisturbios y más de 2.500 policías, las fuerzas del orden han detenido a 175 personas después de que, finalizado el desfile, grupos de chalecos amarillos y manifestantes encapuchados, con máscaras anti-gas y vestidos de negro, la indumentaria habitual de los llamados ‘black bloks’, se enfrentaran a la policía en los alrededores de los Campos Elíseos.

Los alborotadores intentaron levantar barricadas e incendiaron papeleras y diverso material urbano. Los agentes del orden, concentrados en torno al Arco del Triunfo, les dispersaron con gases lacrimógenos y evacuaron la zona por la fuerza. La calma volvió progresivamente a media tarde.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, ha indicado que los que han querido impedir el desfile “deberían sentir vergüenza” mientras la ultraderechista Marine Le Pen ha denunciado la “incompetencia crónica” de Castaner. 

Unidades militares españolas

Por primera vez participaron en la fiesta nacional francesa unidades de las Fuerzas Armadas españolas, 128 militares de los tres ejércitos, entre ellos una compañía de la brigada Galicia VII –que intervino en una operación europea para frenar el avance yihadista en Mali- junto a dos helicópteros Tigre y dos NH90, así como cinco tripulantes de la fragata Cristóbal Colon y dos alumnos de la escuela naval militar de Marín. 

El Ejército del aire ha desplazado hasta París un Eurofighter y un avión Hércules. También componentes de la unidad de acción rural de la Guardia Civil

Espionaje y ciberataques

La relación hispano-francesa en materia de defensa es “excelente”, según destaca el departamento dirigido por Robles.Además, junto a Francia y Alemania, España ha firmado recientemente un acuerdo para desarrollar conjuntamente un futuro sistema de combate aéreo europeo. Los tres países pretenden liderar las iniciativas para fortalecer la Europa de la Defensa.

Por otro lado, Macron ha anunciado este sábado la creación el próximo mes de septiembre de un mando militar dedicado al espacio que tendrá, entre otros objetivos, proteger los satélites, mejorar el conocimiento de la situación y reforzar la defensa espacial.

El presidente ha sido sensible a las peticiones de los militares que ven en el espacio un campo de enfrentamiento cada vez más militarizado que grandes potencias como Estados Unidos, Rusia y China llevan años pugnando por dominar. Ahí se juegan, además, parte de las operaciones de espionaje y ciberataques.