Ir a contenido

preocupación por su salud

Merkel participa sentada en un acto para evitar un nuevo temblor

La canciller alemana ha asegurado que "no hay de qué preocuparse" tras recibir a la primera ministra de Dinamarca

Efe / Berlín

La canciller Angela Merkel, sentada junto a la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, este jueves

La canciller Angela Merkel, sentada junto a la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, este jueves / HANNIBAL HANSCHKE (REUTERS)

La canciller alemana, Angela Merkel, ha participado este jueves sentada en el recibimiento con honores militares de la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, para evitar un nuevo episodio de temblores que han dado tanto que hablar sobre su salud en las últimas semanas. 

Merkel recibió a la primera ministra a su llegada en coche a la Cancillería y juntas caminaron hasta las sillas colocadas frente a la orquesta, donde tomaron asiento para escuchar seguidamente los himnos danés y alemán.  La canciller sufrió ayer un nuevo episodio de espasmos, el tercero en poco más de tres semanas, durante el recibimiento con honores militares del primer ministro finlandés, Anti Rinne. 

Poco después, Merkel ha aclarado durante una rueda de prensa conjunta con Rinne que se encuentra "muy bien" y ha achacado este nuevo episodio a que todavía está procesando el que le sobrevino el 18 de junio durante el recibimiento con honores militares al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

Angela Merkel sufre el tercer episodio de temblores en un mes. / MARKUS SCHREIBER (AP / VÍDEO: EFE)

"Me encuentro muy bien. Ya dije recientemente que todavía me encuentro en una fase de procesamiento (del incidente) de los honores militares con el presidente Zelenski. Aparentemente no está finalizado del todo, pero hay progresos y tendré que vivir con ello un tiempo", ha dicho y ha asegurado que "no hay de qué preocuparse".

El estado de salud de Merkel, que el próximo 17 de julio cumplirá 65 años, ha despertado preocupación y desatado especulaciones no sólo en Alemania desde el primer episodio de espasmos, que la canciller atribuyó entonces a un supuesto problema de deshidratación

Tras un segundo episodio de temblores una semana más tarde durante un acto público en el palacio de Bellevue, la sede de la Presidencia alemana, Merkel aseguró el pasado día 29 en una rueda de prensa durante la cumbre del G20 en Osaka (Japón), que se encontraba bien y que no tenía "nada particular de qué informar"

"Me encuentro bien. Estoy convencida de que de la misma manera que esta reacción hizo su aparición, también volverá a desaparecer", ha zanjado entonces al referirse a un posible factor psicológico. 

Temas: Angela Merkel