Ir a contenido

Estrategia polémica

México despliega 15.000 efectivos antiinmigrantes en la frontera con EEUU

Esto es para frenar su ingreso a suelo estadounidense y como parte del acuerdo que alcanzaron los presidentes de ambos países

El Periódico

Miembros del Ejército mexicano y de la Guardia Nacional en la frontera de los EEUU.

Miembros del Ejército mexicano y de la Guardia Nacional en la frontera de los EEUU. / Reuters

El jefe del Ejército de México, Luis Cresencio Sandoval, ha informado que al menos 15.000 soldados y miembros de la Guardia Nacional han sido desplegados en el norte del país para detener el flujo de migración ilegal a través de la frontera hacia Estados Unidos.

México tradicionalmente no utiliza las fuerzas de seguridad para impedir que los ciudadanos extranjeros indocumentados salgan del país hacia EEUU, pero ahora mismo el país está tratando de frenar una ola de migrantes de terceros países, que cruzan su territorio para llegar a suelo estadounidense, bajo la amenaza de los aranceles a sus exportaciones por parte del presidente estadounidense, Donald Trump, quien ha hecho de la seguridad en la frontera una prioridad.

Estrategia de oepración

Junto con 6.500 miembros de las fuerzas de seguridad enviadas a la zona sur de la frontera de México con Guatemala, donde entran un gran número de inmigrantes, en el norte se encuentra un contingente más, según ha afirmado Sandoval. “En la parte norte del país tenemos desplegadas 14.000, casi 15.000 unidades entre la Guardia Nacional y el Ejército", ha señalado Sandoval en una rueda de prensa.

"Si lo dejáramos completamente en manos del Instituto Nacional de Migración, no sería posible", ha recalcado Sandoval. Y ha añadido que "es por eso que estamos brindando apoyo, es una estrategia que se persigue en ambas fronteras".

Muchas críticas 

El exsecretario general del Centro de Investigación y Seguridad Nacional de México, Gustavo Mohar, ha señalado que las fuerzas de seguridad del país no habían sido utilizadas de esta manera y lo ha calificado como "triste".

Mohar ha culpado el cambio a las amenazas de Trump para imponer tarifas a productos mexicanos. La Guardia Nacional no debería implementar una política migratoria, según ha asegurado, al tiempo que ha reconocido que las autoridades migratorias mexicanas están abrumadas.