Ir a contenido

TENSIÓN EN ORIENTE PRÓXIMO

Irán, tras las sanciones a Jamenei: "La Casa Blanca sufre un retraso mental"

Teherán advierte a EEUU de que las sanciones al líder supremo acaban con la diplomacia

John Bolton, el asesor de seguridad de Trump, ha anunciado que el presidente estadounidense "mantiene la puerta abierta a negociaciones reales"

Efe

El líder supremo de Irán, Alí Jamenei, en una imagen de archivo.

El líder supremo de Irán, Alí Jamenei, en una imagen de archivo. / Efe

Irán se ha apresurado a responder a las sanciones impuestas por EEUU al líder supremo, Ali Jamenei. El régimen de Teherán ha advertido a Washington de que las sanciones suponen el final de la diplomacia entre ambos países, ha señalado el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Abbas Mousaví. Más contundente ha sido el presidente iraní, Hasán Rohani, que ha afirmado que la Casa Blanca "sufre un retraso mental", un insulto que Irán ha usado en el pasado para referirse a Donald Trump.

En un discurso televisado, Rohani ha afirmado que las sanciones de Washington a Jamenei no prosperarán porque el líder supremo no tiene bienes en el extranjero. Asimismo ha considerado que las sanciones demuestran la "desesperación" de Washington y evidencian que "la Casa Blanca sufre un retraso mental".

El presidente de EEUU, Donald Trump, impuso este lunes sanciones a Jamenei, así como a su oficina y a ocho comandantes de la Guardia Revolucionaria y esta semana se ampliarán al jefe de la diplomacia iraní, Mohamad Yavad Zarif.

Las sanciones "inútiles" impuestas a Jamenei Yavad Zarif suponen "el cierre permanente del camino de la diplomacia" por parte del "Gobierno desesperado de EEUU", ha señalado Mousavi en Twitter. "El Gobierno de Trump está destruyendo todos los mecanismos internacionales establecidos para mantener la paz y la seguridad mundiales", ha añadido el portavoz de la diplomacia iraní.

Las sanciones impuestas por Washington bloquean "cualquier propiedad e intereses" que Jamenei pueda tener bajo jurisdicción de EEUU y también afectan a su oficina y a cualquier persona que el Tesoro decida conveniente castigar por su papel como "funcionario estatal de Irán", se detalla en el texto del decreto.

Negociación nuclear

Por su parte, el asesor de seguridad de Trump, John Bolton, ha anunciado que el presidente "mantiene la puerta abierta a negociaciones nucleares reales" con Irán. Bolton se encuentra en Jerusalén donde se celebra la cumbre tripartita de asesores de seguridad de EEUU, Rusia e Israel. 

El nuevo diálogo, ha señalado, debe lograr "poner fin de forma verificable y completa al programa de armas nucleares iraní, a su desarrollo de sistemas de envío de misiles balísticos, a su apoyo al terrorismo internacional y al resto de su comportamiento maligno en todo el mundo. Todo lo que Irán tiene que hacer es entrar por esa puerta", ha dicho el enviado de Trump.  

Además, Bolton ha condenado las "provocaciones de Irán, que incluyen ataques y amenazas a activos estadounidenses en Oriente Medio", y son la manifestación externa de la principal amenaza que supone Teherán: "su continuo intento de desarrollas armas nucleares", y ha recordado que "en unos días, quizás a finales de semana, Irán amenaza con superar los límites clave impuestos por el inadecuado acuerdo nuclear". 

Trump seguirá presionando

Poco antes de firmar ese decreto, Trump aseguró a los periodistas que EEUU seguirá "aumentando la presión a Irán. No pueden tener nunca una arma nuclear". "No buscamos un conflicto con Irán ni con ningún otro país. Creo que hemos demostrado mucha contención, pero eso no significa que vayamos a demostrarla en el futuro", advirtió el mandatario.

A pesar de todo, Trump le tendió la mano al líder supremo para negociar con él una salida a las tensiones, una oferta que ha sido rechazada hasta ahora. "Nos encantaría poder negociar un acuerdo si ellos quieren (...). Deberían (decidirlo) pronto", señaló.

EEUU y Irán se encuentran en un momento de elevada tensión, que ha ido aumentado en las últimas semanas hasta el punto de que, tras el derribo iraní de un dron estadounidense en el golfo Pérsico, Trump aseguró que había frenado en el último momento un plan de ataque selectivo contra Irán que habría causado unos 150 muertos.

La ONU llama a la contención

Precisamente esta escalada de tensión ha llevado al Consejo de Seguridad de la ONU a pedir contención a ambos países.  "Los miembros del Consejo de Seguridad urgen a las partes implicadas y a todos los países de la región (del golfo Pérsico) que ejerciten la máxima contención y que tomen medidas y acciones para reducir la tensión", señala un comunicado leído tras una reunión a puerta cerrada de este órgano, celebrada a petición de EEUU.

En dicha reunión, a la que no ha sido invitado Irán, EEUU ha compartido pruebas que según su representante ante la ONU Jonathan Cohen demuestran la implicación iraní en los ataques contra las embarcaciones en el golfo Pérsico, así como que el dron de EEUU derribado por la República Islámica no estaba sobrevolando territorio iraní.