Ir a contenido

carrera a Downing Street

Johnson y Hunt se disputarán el cargo de primer ministro británico

El exministro de Exteriores y exalcalde de Londres es el claro favorito en las encuestas, recibió el respaldo de 160 de los 313 diputados conservadores, por delante de su rival, que obtuvo 77 apoyos

Begoña Arce

Los dos finalistas para liderar el Partido Conservador, Jeremy Hunt (izq) y Borins Johnson.

Los dos finalistas para liderar el Partido Conservador, Jeremy Hunt (izq) y Borins Johnson. / AP / MATT DUNHAM / FRANK AUGSTEIN

Boris Johnson y Jeremy Hunt son los aspirantes al puesto de primer ministro del Reino Unido. En la quinta y última ronda de votaciones, tras una jornada de suspense, maniobras e intrigas, en los pasillos de Westminster, Johnson se impuso una vez más como ganador absoluto con 162 votos (52%). Hunt se adjudicó la segunda plaza con 77 votos (25%), sólo dos más que su directo rival, Michael Gove, que con 75 votos (24%) quedó fuera de la competición. 

El equipo de Johnson ha logrado así al adversario perfecto. Se rumorea que, nuevamente, diputados afines al exalcalde de Londres votaron por Hunt para evitar la confrontación entre Johnson y  Gove, un rival político y personal, mucho más peligroso. La lucha entre ambos hubiera sido “un psicodrama personal”, como apuntaban en el campo de Hunt antes de la última ronda. Amigos desde hace muchos años, ambos lideraron la campaña de Leave en el referéndum, a favor del 'brexit', pero la relación se truncó cuando Gove “traicionó” a Johnson en el 2016, instantes antes de que éste presentará su candidatura al liderazgo.   

Dos estilos muy diferentes

Hunt, que sucedió a Johnson como ministro de Asuntos Exteriores, hizo campaña durante el referéndum a favor de la permanencia, algo que le convierte en sospechoso a los ojos de los militantes y que se encargará de recordarle su contrincante. Ahora estaría dispuesto a un 'brexit' sin acuerdo, aunque, según ha dicho, no es la opción que prefiere. Ha hablado de pedir cambios sobre el pacto de la frontera en Irlanda y mandar a Bruselas un nuevo equipo negociador. No ha descartado una nueva extensión, aunque desearía completar la salida el 31 de octubre. Johnson quiere dejar la UE en esa fecha con o sin acuerdo. Su teoría es que, si bien la ruptura por las bravas puede causar “algún trastorno”, la manera “de negociar un buen acuerdo es prepararse para que no lo haya”.

El debate en televisión entre los dos candidatos correrá a cargo de la cadena comercial ITV y ha sido fijado para el 9 de julio. Sus estilos son muy diferentes. Hunt de 52 años, casado con una mujer de nacionalidad china y padre de tres hijos, es muy cauto a la hora de hablar y también algo rígido y distante. Johnson de 55, en trámites de divorcio, con cinco hijos, es en cambio todo verborrea y chascarrillos. Hábil y ambicioso, su incapacidad de profundizar en dossiers y contrastar datos resulta alarmante.

El preferido de las bases 

La semana que comienza el 22 de julio está previsto que se conozca el nombre del elegido en votación por correo, de los 160.000 militantes conservadores, según la última cifra barajada ahora por los medios británicos, con derecho a participar en la selección. Durante las próximas semanas los dos finalistas viajarán por el país, aparentemente juntos en helicóptero, para presentar sus programas a los simpatizantes.

Hay pocas dudas sobre quien resultará elegido. Johnson es el favorito de las bases 'tories', como ha vuelto a mostrar un sondeo publicado el jueves realizado entre 1.170 miembros, cuando los aspirantes eran aún cuatro. El exalcalde de Londres destaca como triunfador indiscutible con el 61,9% de votos. El que era su más inmediato seguidor, Michael Gove, apenas llegó al 15,1%, y  Hunt logró el 11,1%. La suerte parece realmente echada y la perspectiva, aterradora para muchos, de ver a Johnson es Downing Street está a punto de hacerse realidad.