Ir a contenido

INICIATIVA PARA LOS JÓVENES EN FRANCIA

La 'mili' de Macron entra en fase de pruebas

Unos 2.000 adolescentes franceses participan como voluntarios en el Servicio Nacional Universal, que se prevé que sea obligatorio en el 2026

Eva Cantón

Emmanuel Macron, en una rueda de prensa en el Elíseo, el pasado abril.

Emmanuel Macron, en una rueda de prensa en el Elíseo, el pasado abril. / AFP / LUDOVIC MARIN

Su jornada empieza a las 8 de la mañana con el saludo a la bandera y el canto de la 'Marsellesa'. Luego se dividen en grupos para participar en debates, juegos de rol o actividades al aire libre como haría un grupo de 'scouts'. Es probable que tengan que buscar a una persona desaparecida en el bosque, proteger a los afectados por una catástrofe natural o huir del lugar de un atentado.

Ese es, a grandes rasgos, el programa de unos 2.000 adolescentes franceses de 16 años que se han presentado voluntarios para experimentar hasta el próximo 28 de junio el llamado ‘Servicio Nacional Universal’ (SNU), una especie de ‘mili soft’ que el presidente francés, Emmanuel Macron, prometió implantar en el país para inculcar en los más jóvenes los valores republicanos.

El SNU se organizará en dos fases, la primera durará un mes, será obligatoria para los jóvenes de 16 años y consistirá en labores de interés general en asociaciones u organismos públicos. La segunda será voluntaria y abierta hasta los 25 años y en ella los jóvenes participarán en misiones relacionadas con la defensa, la seguridad o la preservación del medio ambiente.

Ayudas para el carné

Un trabajo con el que, a cambio, podrán lograr créditos universitarios o ayudas financieras para sacar el carné de conducir. Con un uniforme azul marino hecho por la misma empresa que sirve a la Gendarmería Nacional, los jóvenes de la fase experimental vivirán los próximos 12 días en internados, colonias de vacaciones o residencias universitarias tutelados por educadores y militares.

Aunque el Gobierno no ha decidido aun el calendario, el objetivo es hacerlo obligatorio para unos 800.000 jóvenes de 16 años como muy tarde en el 2026. El coste estimado del SNU es de 1,7 millones de euros anuales, según Gabriel Attal, secretario de Estado de Juventud, que ha puesto el acento en la diversidad de una juventud que procede de diferentes partes de Francia.

Temas: Francia