Ir a contenido

Irán anuncia que superará en 10 días el límite de almacenamiento de uranio

Teherán hace efectiva la suspensión de sus obligaciones nucleares

Ana Alba

Un equipo de la Organización de Energía Atómica de Irán examina el proceso de enriquecimiento de uranio en una planta nuclear iraní de Natanz.

Un equipo de la Organización de Energía Atómica de Irán examina el proceso de enriquecimiento de uranio en una planta nuclear iraní de Natanz. / KAZEM GHANE (EFE)

Irán vuelve ser foco de tensión unos días después de que Estados Unidos lo acusara de estar detrás de los ataques contra dos buques cisterna en el golfo de Omán. Teherán ha levantado ampollas entre varios países al anunciar este lunes que a final de junio sobrepasará el límite permitido de almacenamiento de uranio enriquecido

"Hoy empieza la cuenta atrás para que las reservas superen los 300 kilos de uranio enriquecido, y dentro de 10 días, el 27 de junio, pasaremos ese límite", ha afirmado el portavoz de la Agencia de Energía Atómica de Irán (AEAI), Behruz Kamalvandí. Además, ha advertido de que su país no ampliará el plazo del ultimátum que dio a los estados que firmaron en el 2015 el acuerdo sobre el programa nuclear de Irán para que contrarresten a Estados Unidos. 

Los firmantes fueron EEUU, Rusia, China, Reino Unido, Francia, y Alemania, pero Washington abandonó el acuerdo hace un año y volvió a imponer sanciones a Irán que el resto de países no han podido contrarrestar. Como respuesta, Teherán dijo no sentirse concernido por algunas de las obligaciones que le imponía el pacto.

En la planta de Natanz

Kamalvandí ha informado desde el reactor de agua pesada de Arak de que Irán ha cuadruplicado la producción de uranio en la planta de Natanz. También ha dicho que en dos meses y medio se superará el umbral de 130 toneladas permitidas de almacenamiento de agua pesada y que su exportación "puede no ser necesaria en los próximo años", porque se usará a nivel interno.

El Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en sus siglas en inglés) estipula que Irán debe exportar sus excedentes de uranio y agua pesada cuando sobrepasen los 300 kilos y las 130 toneladas para impedir que obtenga la bomba atómica.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, anunció el pasado 8 de mayo que su país dejaba de exportar los excedentes y daba a los firmantes del acuerdo un plazo de 60 días para solventar las actuales restricciones al sistema bancario iraní y a la venta de petróleo. Rohaní advirtió que, si la reacción no era positiva, tampoco cumplirían con el compromiso de mantener el enriquecimiento de uranio por debajo del 3,67% y completarían el reactor de agua pesada de Arak.

Los iranís consideran que han dado suficiente tiempo a los países del acuerdo para contrarrestar las sanciones estadounidenses. "Deben tomar medidas cuanto antes porque según avancemos (en el programa nuclear) va a ser más difícil regresar a la situación original", ha señalado Kamalvandí.

Reacciones

Tras el anuncio de Irán, un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de EEUU ha afirmado que el anuncio iraní es la demostración que el "horrible" acuerdo internacional ha dejado las capacidades nucleares iranís intactas, y llamó a "acentuar la presión internacional". Londres anunció que analizará "todas las opciones" disponibles en caso de que Irán deje de cumplir con el acuerdo nuclear.

El primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, ha declarado que Israel "no permitirá que Irán obtenga armas nucleares". "En el caso de que (Irán) actúe según sus amenazas y viole el acuerdo nuclear, la comunidad internacional debe imponer de inmediato las sanciones establecidas anteriormente", ha aseverado Netanyahu.