Ir a contenido

Acuerdo militar

Trump confirma el envío de 1.000 soldados a Polonia para hacer frente a Rusia

Esto fue anunciado durante una reunión en la Casa Blanca entre el mandatario estadounidense y su homólogo polaco, Andrzej Duda

El Periódico

El presidente de los EEUU, Donald Trump, junto con el mandatario de Polonia, Andrzej Duda.

El presidente de los EEUU, Donald Trump, junto con el mandatario de Polonia, Andrzej Duda. / Reuters

El presidente de los EEUU, Donald Trump, anunció el próximo despliegue de 1.000 soldados estadounidenses más en Polonia para hacer frente a Rusia, pero llamó a un acercamiento entre Varsovia y Moscú mientras su homólogo polaco, Andrzej Duda, denunciaba rotundamente el "imperialismo" ruso.

Durante una reunión en la Casa Blanca, Trump y Duda hicieron gala de unidad en todos los temas menos en uno: la polémica reforma judicial presentada el año pasado en Polonia, que ha sido censurada por la Unión Europea (UE) porque forzaría la salida de parte de los jueces del Tribunal Supremo polaco.

Un tema los separa

Aunque aseguró que no está "preocupado" por un posible declive de la democracia en Polonia, Trump respondió con un tajante "no" a la pregunta, durante una conferencia de prensa, de si apoya los intentos de Duda de provocar la salida de algunos jueces del Supremo.

El presidente polaco replicó entonces que el tema es "complejo", pero que la reforma buscaba retirar de su cargo a algunos de los jueces que hicieron carrera en el "partido comunista" del país, y garantizó que "la libertad de expresión se respeta absolutamente" en Polonia y no hay problemas democráticos notables.

Acuerdo de defensa

Ese fue el único bache en la visita de Duda, destinada a cerrar un acuerdo de defensa por el que los EEUU sumará 1.000 tropas más a las 4.500 que ya mantiene en Polonia con carácter rotatorio, y Varsovia comprará 32 aviones de combate F-35 estadounidenses.

"Polonia proporcionará la base y la infraestructura para apoyar la presencia militar de unos 1.000 soldados estadounidenses. El Gobierno polaco construirá estos proyectos sin que Estados Unidos tenga que asumir costes", dijo Trump en la conferencia de prensa.

El mandatario había explicado, poco antes, que esas tropas se extraerán de las que los EEUU ya tiene destinadas en Alemania, por lo que no será necesario enviar nuevos soldados desde territorio estadounidense.

El “Fuerte Trump”

El Gobierno polaco intenta conseguir una mayor presencia militar estadounidense en Polonia desde que el nacionalista Andrzej Duda llegó al poder en 2015, y el año pasado incluso propuso la construcción de una gran base militar estadounidense bajo el nombre de "Fuerte Trump".

Preguntado al respecto, Trump afirmó que tanto la posible construcción de la base como su nombre dependen de Polonia, pero aseguró que las tropas estadounidenses se alojarán en unas "instalaciones magníficas". El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dio la bienvenida al anuncio de Trump en un tuit, en el que aseguró que el aumento de tropas estadounidenses "demuestra su fuerte compromiso con la seguridad de Europa".

El despliegue es una clara respuesta a Rusia, y Duda tuvo palabras muy duras para Moscú en la conferencia de prensa conjunta. "Nos gustaría que Rusia sea nuestro amigo, pero por desgracia, Rusia está mostrando de nuevo su rostro poco amable, desagradable e imperialista, y nosotros no queremos ser parte de la esfera de influencia rusa", sentenció el presidente polaco.

Trump, en cambio, siguió su línea habitual de medir sus críticas a Moscú, y confió en que sea posible un acercamiento entre Duda y el Gobierno del presidente ruso, Vladímir Putin. "Espero que Polonia pueda tener una gran relación con Rusia. Creo que es posible, realmente lo creo", destacó el mandatario.

Fortalecer la relación bilateral

Pero Trump también retomó sus críticas al gasoducto Nordstream 2, que unirá directamente Rusia y Alemania, y no descartó imponer sanciones para bloquear su construcción. "Estamos evaluándolo (imponer sanciones). La gente tiene derecho a hacer lo que quiere hacer, (pero) es algo en lo que he estado pensando, y soy yo quien planteó el problema del gasoducto", afirmó.

Trump adelantó asimismo que está pensando "muy seriamente" en visitar Polonia este año, y explicó que ambos Gobiernos firmaron un "acuerdo de prevención del crimen" que promete allanar el camino para que el país europeo entre pronto en el programa de exención de visados de Estados Unidos.

Además, para agradecer la compra militar de los polacos, la Casa Blanca organizó una maniobra inédita en las últimas décadas, en la que un avión de combate F-35 sobrevoló la residencia presidencial para el deleite de Trump y Duda, que lo contemplaron junto a sus esposas desde el jardín.

La visita concluyó con una recepción vespertina en la Casa Blanca, en la que Duda no dudó en pronosticar la reelección de Trump el año que viene. "Este primer mandato de su presidencia será la introducción a su segundo mandato", le dijo Duda a Trump.