Ir a contenido

LESBOFOBIA EN EL REINO UNIDO

Cinco adolescentes detenidos por la agresión a una pareja de lesbianas en Londres

"Sigo enfadada porque este tipo de ataques no son algo nuevo", ha confesado una de las agredidas

Andrea López-Tomàs

Melania Geymonat y su pareja, tras ser agredidas en un autobús en Londres.

Melania Geymonat y su pareja, tras ser agredidas en un autobús en Londres. / MELANIA GEYMONAT

Cinco adolescentes de entre 15 y 18 años han sido ya detenidos en relación a la brutal agresión lesbófoba que sufrió en un autobús londinense una pareja de lesbianas, según ha informado Scotland Yard. La policía metropolitana de Londres está tratando el ataque como un crimen de odio.

La agresión a la uruguaya Melania Geyimonat y su novia, Chris, tuvo lugar el pasado 30 de mayo mientras viajaban en un autobús del norte de Londres. El ataque empezó cuando las chicas se negaron a besarse para el disfrute masculino, como les había pedido el grupo atacante al percatarse que eran lesbianas.

Un portavoz de la policía, Andy Cox, ha afirmado que podría haber más detenciones. La investigación continúa abierta y se estan revisando las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona. La policía ha pedido además colaboración ciudadana.

Las chicas decidieron divulgar las imágenes de la agresión a modo de denuncia y el caso se hizo viral. "Estaba y sigo enfadada; fue aterrador pero lo que aún me hace estar enfadada es que no es algo nuevo", ha dicho Chris, de 29 años, en declaraciones a la BBC. 

"Esta violencia no ocurre porque seamos dos mujeres saliendo juntas, sino porque somos mujeres", ha declarado Geymonat en la misma entrevista. Desde el 2013, los crimenes de odio homofóbicos han pasado de 1.488 en el 2014 hasta los 2.308 en el pasado año, según cifras de la Policía Metropolitana de Londres. Y estos son sólo los casos que han llegado a denunciarse y registrarse bajo la categoría de homofobia, es decir, ataques a las personas homosexuales o que presentan algún tipo de diversidad sexual. 

Orgullo queer

"No soy protagonista por mostrarme visiblemente queer", ha reivindicado Chris en relación a esta forma de vida y corriente de pensamiento que busca vivir más allá de las etiquetas convencionales y alejadas del binarismo de género y de deseos sexuales. "Los derechos de muchas personas y su seguridad básica están en riesgo, quiero que la gente se sienta envalentonada para hacer frente a las mismas personas que se sienten envalentonadas [para atacarnos]", ha afirmado la británica. 

El mensaje de Chris tras sufrir un ataque lesbófobo es claro: "Ya es hora que la gente deje de defenderse a ella misma, tenemos que ponernos en pie en defensa mútua." 

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, reaccionó a lo sucedido con un mensaje en su cuenta de Twitter: "Esto ha sido un ataque repugnante y misógino. Los crímenes de odio contra la comunidad LGBT+ no se tolerarán en Londres". También la primera ministra, Theresa May, y el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, hicieron públicas sus condenas.

Las chicas terminaron cubiertas de sangre a consecuencia de los golpes recibidos, como denunciaron en las fotografías que colgaron. Las dos mujeres tuvieron que recibir tratamiento en el hospital pero fueron dadas de alta después.