Ir a contenido

DESEMBARCO DE NORMANDÍA

Mandatarios internacionales y veteranos de la segunda guerra mundial conmemoran en Portsmouth el 75º aniversario del 'Día D'

La reina Isabel II preside la ceremonia a la que acuden Trump, May, Macron y Merkel, entre otros líderes mundiales

Se comprometen, en una declaración conjunta, a que el "inimaginable horror de aquellos años no se repita nunca"

Begoña Arce

El veterano del Ejército británico Jim Booth posa para los fotógrafos frente al escenario que acogerá los actos de conmemoración del desembarco de Normandía en Portsmouth, este miércoles. / DANIEL LEAL-OLIVAS (AFP)

El veterano del Ejército británico Jim Booth posa para los fotógrafos frente al escenario que acogerá los actos de conmemoración del desembarco de Normandía en Portsmouth, este miércoles.
Theresa May, el príncipe Carlos, la reina Isabel de Inglaterra, Donald y Melania Trump y el presidente griego, Prokopis Pavlopoulos, en Portsmouth.
El presidente francés, Emmanuel Macron, y la primera ministra británica, Theresa May, este miércoles en Portsmouth.
La cancillera alemana, Angela Merkel, mira al presidente de EEUU, Donald Trump, durante los actos de conmemoración del desembarco de Normandía.

/

Los líderes del mundo reunidos en la ciudad inglesa de Portsmouth rindieron este miércoles homenaje a los soldados de las fuerzas aliadas que hace 75 años participaron en el desembarco de Normandía. El 'D-Day' (el día clave), fue la mayor operación militar conjunta, por tierra mar y aire de la historia, precipitó el fin de la segunda guerra mundial y la liberación de Europa del nazismoDonald Trump, Emmanuel Macron, Angela Merkel, Justin Trudeau, entre un total de 16 mandatarios internacionales, asistieron a una emotiva ceremonia presidida por la reina Isabel II.

La soberana británica, de 93 años, era una adolescente cuando el 6 de junio de 1944 más de 150.000 miembros del ejército aliado iniciaron el desembarco en las costas normandas. Portsmouth, al sur de Inglaterra, fue el puerto de partida hacia Sword Beach, en suelo francés. Más 10.000 de aquellos soldados murieron, fueron dados como desaparecidos o resultaron heridos, de acuerdo con el Memorial de Caen. "Cientos de miles de jóvenes soldados, marineros y miembros de las fuerzas de aviación dejaron esta orilla por la causa de la libertad", recordó Isabel II. "Muchos nunca regresaron y el heroísmo, coraje y sacrificio de aquellos que perdieron la vida jamás será olvidado".

Las fuerzas aliadas, durante el desembarco en una playa de Normandía. / AFP

Trescientos veteranos, todos ellos nonagenarios, asistieron a la conmemoración y diez de ellos recibieron una gran ovación de los 60.000 asistentes al acto cuando saludaron desde el escenario. "Estaba aterrado y creo que todos los demás también", recordó el inglés John Jenkins, de 99 años, que desembarcó en Gold Beach. "Nunca olvidas a tus compañeros". A lo largo de una hora se sucedieron los tributos, las canciones y los testimonios. Como las cartas que antes de morir enviaron los soldados a sus seres queridos.

Cartas de despedida

La primera ministra Theresa May leyó la del capitán Norman Skinner, del Ejército británico, dirigida a su esposa Gladys y fechada dos días antes de que perdiera la vida. Donald Trump recuperó una oración escrita por Franklin Roosevelt que el entonces presidente americano leyó por la radio a la nación poco antes del 'Día D'. "El enemigo es fuerte. Quizás obligue a retirarse a nuestras fuerzas, pero retornaremos una y otra vez". El presidente Emanuel Macron eligió la misiva de un miembro de la resistencia, Henri Fertet, a sus padres instantes antes de ser ejecutado cuando apenas contaba 16 años. "No tengo miedo, no quiero que me tapen los ojos", decía, pero "es duro morir".  La emoción subió de tono acto seguido, cuando el barítono, Willard White entonó el 'Canto de los Partisanos', en una sublime versión orquestal.

Los representantes de los 16 países presentes en el homenaje se comprometieron en una declaración a que "el inimaginable horror de aquellos años no se repita nunca" y a que los sacrificios del pasado no sean en vano ni olvidados jamás.

Trump, a Irlanda

Las celebraciones continuarán este jueves en Francia. Macron y May colocarán la primera piedra de un memorial en honor de los británicos. Será el broche final al mandato de la primera ministra británica, que el viernes dimitirá como líder del partido conservador. Trump, que también participará en la jornada, dejó este miércoles el Reino Unido tras su controvertida visita de tres días y puso rumbo a Irlanda. En el aeropuerto de Shannon se reunió con el primer ministro, Leo Varadkar, antes de desplazarse al campo de golf y complejo turístico que posee en el pueblo de Doonbeg, en el condado de Clare, al oeste de la isla, donde pernoctará hasta el viernes.