Ir a contenido

Derechos humanos

Mueren dos inmigrantes salvadoreños que estaban bajo custodia en los EEUU

Se trata de una mujer transgénero que pidió asilo y el otro es un hombre que falleció poco después de ser detenido en Texas

El Periódico

Migrantes son detenidos tras cruzar el río Bravo por las autoridades migratorias de Estados Unidos. 

Migrantes son detenidos tras cruzar el río Bravo por las autoridades migratorias de Estados Unidos.  / EFE

Dos migrantes salvadoreños, una mujer transgénero y un hombre, han muerto tras ser detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos cerca de la frontera con México, según han informado este lunes las autoridades.

La cadena de noticias estadounidense CNN indicó que ambos habrían sufrido problemas de salud en incidentes separados a lo largo del fin de semana. "El 2 de junio de 2019, la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de los EEUU recibió la notificación de que Jonathan Alberto alias 'Johana' Medina León, de 25 años, falleció el 1 de junio en un hospital de El Paso, Texas", ha señalado la agencia en un comunicado.

La mujer se entregó a los agentes de inmigración el 11 de abril en el puerto de entrada Paso del Norte (Texas) y pidió asilo en los Estados Unidos. Según la agencia estadounidense, Medina había solicitado que se le hicieran las pruebas del VIH y se quejó de dolores en el pecho, por lo que fue trasladada a un hospital de El Paso. De acuerdo a informes de prensa, la mujer salvadoreña había sufrido una caída estando bajo custodia.

El otro desceso

El 2 de junio, un hombre salvadoreño de 33 años, cuya identidad no ha sido difundida, falleció poco después de ser detenido en el sector del Valle del Río Grande (Texas) al mediodía.

"Poco después de detenerlo, los agentes llamaron a los servicios médicos de emergencia al observar señales de que el hombre estaba sufriendo una aparente convulsión. Un agente de la Patrulla Fronteriza con conocimientos médicos inició los procedimientos de emergencia hasta que llegaron los servicios de emergencia, que continuaron el tratamiento y lo trasladaron a un hospital local", ha informado la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés). La CBP ha añadido que "pese a todos los esfuerzos para salvar la vida del hombre de 33 años, las autoridades del hospital lo declararon muerto".