Ir a contenido

el futuro de europa

La UE acelera la negociaciones para designar a los altos cargos

Tusk se reúne este jueves en Madrid con Pedro Sánchez antes de la minicumbre de l os negociadores de los tres grandes partidos el viernes en Bruselas

Silvia Martinez

Donald Tusk en el acto que conmemora el 30 aniversario de la elección del primer parlamento democrático en Polonia.

Donald Tusk en el acto que conmemora el 30 aniversario de la elección del primer parlamento democrático en Polonia. / REUTERS / KACPER PEMPEL

Los líderes europeos tienen prisa. Quieren un acuerdo sobre la nueva cúpula de dirigentes europeos, que liderará la UE durante los próximos cinco años, en la cumbre del 20 y 21 de junio y aceleran los contactos y preparativos para llegar a esa fecha con un pacto bajo el brazo. El presidente en funciones del Gobierno español, Pedro Sánchez, recibe este jueves en Madrid al presidente de la UE, Donald Tusk, que también se desplazará a Lisboa para entrevistarse con su homólogo portugués, Antonio Costa

Sánchez y Costa son los negociadores nombrados para defender el interés de los socialistas en el nuevo reparto institucional. Ambos se sentarán este viernes, durante una cena informal en Bruselas, con los negociadores de las otras dos grandes familias que aspiran a ocupar alguno de altos cargos en juego. Asistirán, por parte del Partido Popular Europeo (PPE), el primer ministro croata, Andrej Plencovic, y el letón Arturs Karins así como el primer ministro holandés, Mark Rutte, y su homólogo y anfitrión de la cita, el belga Charles Michel, por parte de los liberales.

Tres grandes instituciones 

No es la primera vez que liberales y socialdemócratas se sientan a hablar para intentar hacer frente a la sobre representación de los conservadores, que durante esta última legislatura han ostentado las tres grandes instituciones de Bruselas: la presidencia de la Comisión Europea, de la Eurocámara y del Consejo Europeo. También toca renovar el puesto de Alto representante para la Política Exterior y la presidencia del Banco Central Europeo. El objetivo de liberales y socialdemócratas es lograr un reparto más equitativo y un mayor peso para sus representantes. Tusk ha pedido además que al menos la mitad de los puestos sea ocupado por mujeres.