20 sep 2020

Ir a contenido

Lucha social

Miles de pañuelos verdes tapizan las calles de Argentina en pro del aborto

Nuevamente las mujeres salieron a las calles para impulsar la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y presionar al Senado para su aprobación

El Periódico

La famosa ’marea verde’ en Argentina en favor del aborto legal.

La famosa ’marea verde’ en Argentina en favor del aborto legal. / Reuters

Las principales ciudades de Argentina volvieron a teñirse de verde para acompañar la presentación del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), que aspira, al octavo intento, a que se establezca en el país el aborto legal, seguro y gratuito.

Tras quedarse muy cerca de conseguir la aprobación del Senado argentino el año pasado, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se mantuvo un año más firme en su proyecto, que presentó en el Congreso de la Nación en Buenos Aires con el apoyo de miles de personas que se manifestaron en la capital argentina y en otras ciudades del país e incluso del mundo.

El pilar sobre el que se sustenta esta iniciativa, es el derecho a abortar voluntariamente durante las primeras catorce semanas del proceso de gestación. Actualmente, el aborto solo se considera "no punible" cuando es necesario evitar un peligro para la salud de la mujer o cuando el embarazo es producto de una violación.

En 2018, el proyecto de ley consiguió por primera vez, que el debate se trasladase al Congreso argentino, donde fue aprobado por la Cámara de Diputados. Sin embargo, pese a las enormes movilizaciones con el pañuelo verde como símbolo que se dieron en el país, el Senado rechazó la propuesta con 38 legisladores en contra, 31 a favor y dos abstenciones.

Pocas esperanzas

Silvia Ferreyra, coordinadora nacional del Movimiento de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá), una de las organizaciones involucradas en la redacción del proyecto, comentó a Efe que es "muy poca" la expectativa que ha generado el Gobierno que preside Mauricio Macri respecto a este tema.

"Ya sabemos cuál es la decisión de quienes ocupan actualmente la banca, porque es la misma composición que en 2018, pero sabemos que aún así vale la pena dar el debate de cara a la sociedad", explicó Ferreyra, que luce un pañuelo verde ya deshilachado tras varios años de lucha por la legalización del aborto.

Además, en esta ocasión la proposición llega en año electoral, lo que la activista cree que es un freno a su llegada al Congreso, ya que este no es algo que "allane el camino" a Macri a ser reelecto, por su base conservadora de votantes.

"Nosotras somos optimistas desde el punto de vista de que hace ocho años que lo venimos presentando y hemos llegado a un punto en la sociedad en el que sabemos que no vamos a retroceder. Si no es este año será el año que viene, pero sabemos que va a ser ley", afirmó Ferreyra.

Pese a que el año pasado el texto aprobado por los diputados daba a los médicos la alternativa a acogerse a la objeción de conciencia para no realizar las interrupciones del embarazo, el proyecto actual de la Campaña Nacional por el Aborto no hace referencia a este punto al entenderse que se negaría el derecho de las ciudadanas a ser atendidas en todos los hospitales.

Los que rechazan el aborto

A la multitudinaria movilización de la marea verde a las puertas del Congreso, también acudieron unos pocos manifestantes "celestes", es decir, en contra de la legalización del aborto. Una de ellas es Nélida Rodríguez, quien defendió que en una sociedad "igualitaria", todo el mundo tiene derecho a nacer, tanto los "deseados" como los "no deseados".

Uno de los motivos principales por los que se defiende la legalización de la interrupción del embarazo es para evitar que se produzcan abortos clandestinos, que no se realizan en condiciones óptimas y provocan la muerte de muchas mujeres. 

"Una mujer, si no quiere morir, no tiene que hacerse un aborto, porque si yo me arranco un brazo ahora acá, me muero, porque estoy haciendo algo antinatural. Si yo me arranco un bebé que está en el vientre, obvio que vas a morir", sostuvo Rodríguez.  En contraposición, Paula Cejas, una de las asistentes al acto a favor del aborto en Buenos Aires, destacó que "ninguna mujer debe correr riesgo por decidir no maternar". 

"Creo que todos tenemos alguna persona de nuestro entorno cercano, o no tan cercano, que ha tenido que pasar por una situación de riesgo. En mi caso, tengo una gran amiga que ha tenido que pasar por esto y no lo pasó bien. Ella misma puso en riesgo su vida cuando no debería haberlo hecho", expresó la joven.