06 ago 2020

Ir a contenido

A LOS 96 AÑOS

Muere Robert Bernstein, fundador de Human Rights Watch

El activista era un firme defensor de los derechos humanos, la disidencia política y la libertad de expresión

El Periódico

Robert Bernstein, fundador de Human Rights Watch.

Robert Bernstein, fundador de Human Rights Watch. / GETTY IMAGES

Robert Bernstein, de 96 años, fundador de la organización internacional Human Rights Watch (HRW) ha fallecido este lunes, según ha informado The New York Times. Distinguido por su ferviente defensa de los derechos humanos, la disidencia política y la libertad de expresión, ha muerto en un hospital de Nueva York, según ha confirmado uno de sus tres hijos.

Bernstein, editor jefe de la editorial Random House publicó a autores norteamericanos como Toni Morrison, Theodor Seuss Geisel, así como los disidentes soviéticos Andrei Sakharov y Elena Bonner y el checo Vaclav Havel, durante los años 1960 a 1990. Se convirtió así en uno de los mayores editores de libros de interés general, según The New York Times. Tras su experiencia en la capital de la antigua Unión Soviética, Moscú, en mitad de la Guerra Fría, volvió a Estados Unidos donde fundó HRW, una de las mayores organizaciones humanitarias con presencia mundial. 

En 2009, Bernstein, que era judío, acusó a la organización que había fundado en 1978 -HRW- de estar sesgada en sus informes contra Israel. En particular, acusó a la oenegé de condenar "mucho más" las violaciones de derechos humanos en Israel que en otros países de Oriente Próximo gobernados por "regímenes autoritarios con antecedentes catastróficos de derechos humanos".

Bernstein escribió un artículo en el diario norteamericano, NYT, criticando que, cuando se retiró de la organización en 1998, HRW estaba activa en 70 países gracias a la presencia de empresas privadas. "Ahora, cada vez más a menudo, la organización rechaza la importante distinción entre sociedades abiertas y cerradas", lamentó el judío.

Una crítica que, sin embargo, HRW rechazó. "Robert Bernstein fue un verdadero hombre de principios", ha escrito en Twitter Seth Mandel, editor del Washington Examiner. En las universidades de Yale y Nueva York, las becas para la investigación en derechos humanos llevan su nombre. 

Su última lucha en el activismo, fue la fundación -en el 2011, a la edad de 88 años- de una nueva organización llamada Advancing Human Rights, que él mismo presidia.